Beatriz y Eugenia de York: de qué viven las princesas que no dependen de la reina Isabel II

No son miembros senior de la realeza pero viven con sus lujos
No son miembros senior de la realeza pero viven con sus lujos Fuente: Archivo - Crédito: Instagram
(0)
20 de enero de 2020  • 19:46

Ellas siempre supieron que no tendrían soporte económico de la casa real, aunque su padre les financiara su costoso estilo de vida. Hoy, tras el escándalo Epstein y el príncipe Andrés excluido de la vida pública y de su sueldo como miembro de la corona, las princesas Beatriz y Eugenia deberán trabajar a conciencia para sostenerse. Un ejemplo para Harry y Meghan.

La princesa Beatriz de York y su prometido el Edoardo Mapelli Mozzi, empresario y conde italiano, decidieron esperar hasta enero de 2020 para anunciar la fecha de su boda. Lo hicieron porque el asunto quedó ensombrecido debido al escándalo Epstein en el que se encuentra implicado su padre, el príncipe Andrés, uno de los hijos de la reina. Lo que nunca imaginó Beatriz es que Harry y Meghan se le adelantarían con una noticia más explosiva que la elección de una fecha de boda. Considerando el nivel de escándalo que ha alcanzado el asunto, habrá que ver cuánto tiempo tendrá que esperar la prima de William y Harry para que se termine la vorágine y así poder celebrar su casamiento.

Muy distinto fue el panorama de su hermana Eugenia, la más pequeña de las dos hermanas, que se casó en octubre de 2018 con todas las pompas en la capilla de San Jorge, ubicada en el castillo de Windsor, la misma donde se celebró la boda de Harry y Meghan. El actual impedimento para organizar una boda de cuento de hadas se debe a que en noviembre de 2019 el príncipe Andrés fue apremiado a retirarse de la vida pública tras el conocimiento de sus vínculos con el millonario y pedófilo Jeffrey Epstein. Se espera que la celebración sea un evento austero de perfil bajo alejado de los clichés de la realeza.

Princesas que trabajan

Ambas son hijas de Sarah Ferguson
Ambas son hijas de Sarah Ferguson Fuente: Archivo - Crédito: Instagram

Acostumbradas a permanecer en las sombras y a ser uno de los blancos preferidos de la prensa británica, las princesas, hijas de Sarah Ferguson, han llorado juntas frente a las críticas de los medios: uno de los eventos que más las afectó fue la boda de Kate y William debido a sus llamativos sombreros.

Beatriz y Eugenia no forman parte de los llamados senior royals -como William y Kate, por ejemplo- que trabajan exclusivamente para la monarquía y que reciben un salario que viene de los impuestos del país. Ellas sólo colaboran en algunos eventos y deben respetar la institución, pero trabajan. Y hoy trabajan más que nunca debido a que, ahora, sin el salario que recibía su padre por sus deberes de Estado ya desaparecidos, tendrán que arreglarse solas para llevar el mismo estilo de vida que tenían antes de que el duque de York entrara en el ojo del huracán.

La princesa Eugenia
La princesa Eugenia Fuente: Archivo

Si bien las dos nacieron sabiendo que no tendrían vínculo económico con la casa real, recibían retribuciones monetarias de su padre. Beatriz, la mayor de las hermanas, estudió historia del arte aunque se dedicó al mundo financiero. Actualmente, es vicepresidenta de la empresa de inteligencia artificial Afiniti. Eugenia se graduó en historia del arte y literatura inglesa y hoy es la directora de la galería de arte Hauser & Wirth, ubicada en Londres.

De acuerdo con los medios ingleses, ninguno de sus sueldos les permitiría continuar con su nivel de gastos, sin contar con que las dos viven en propiedades de la Casa Real. Beatriz construyó su casa en un departamento ubicado en el Palacio St. James, mientras que Eugenia y su marido, Jack Brooksbank, viven en Ivy Cottage, una casa en los terrenos del Palacio de Kensington.

Sin embargo, desde el anuncio de los duques de Sussex se especula con la posibilidad de que las princesas pasen a ser trabajadoras de la corona para cumplir los compromisos de Harry y Meghan. De todas maneras, los expertos británicos contemplan la eventualidad con desconfianza: según ellos, es mucho más probable que Kate y William engrosen sus agendas institucionales.

Amistad entre hermanas

A diferencia del resto de la familia británica repleta de disputas e intrigas entre hermanos, las princesas de York se destacan por su buena relación y compañerismo. Con apenas dos años de diferencia de edad -Beatriz tiene 31 y Eugenia 29- siguieron trayectorias escolares similares, fueron a los mismos colegios y hasta estudiaron carreras parecidas. Beatriz fue la dama de honor de Eugenia y se espera que suceda lo mismo al revés cuando la reina lo permita.

Aunque no se conozca el futuro de sus actividades reales, las hermanas hoy conservan el tratamiento de altezas reales y princesas y ocupan los puestos octavo y noveno en la línea de sucesión al trono. La supuesta libertad económica e institucional, les permite no sólo trabajar sino tener redes sociales, dar entrevistas y disfrutar de ser unas royalties sin compromiso tal como lo desean Harry y Meghan.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.