Benjamín Vicuña: "La actuación me ha salvado la vida"

Benjamín Vicuña asegura: Después de un hecho tan triste como lo de mi Blanquita, lo primero que hice fue volver al teatro a los seis meses. Por eso siento que el escenario es un lugar sanador"
Benjamín Vicuña asegura: Después de un hecho tan triste como lo de mi Blanquita, lo primero que hice fue volver al teatro a los seis meses. Por eso siento que el escenario es un lugar sanador" Fuente: HOLA
Sebastián Fernández Zini
(0)
15 de agosto de 2019  • 16:27

Después de veinte años de carrera, Benjamín Vicuña (44) disfruta de la cosecha de su esfuerzo. A su protagónico en Argentina: tierra de amor y venganza, suma a su feliz presente una nominación al premio ACE por su papel en la obra Terapia amorosa. Como un verdadero equilibrista, el artista chileno consigue la armonía entre la exigencia horaria de su oficio, con su vida personal junto a sus hijos Bautista (11), Beltrán (7) y Benicio (5) -frutos de su relación con Carolina Ardohain (41)- y su actual pareja Eugenia Suárez (27) y las niñas de la casa, Magnolia (1) y Rufina (6, de la China con Nicolás Cabré). "Con Euge logramos el equilibrio justo porque los dos hacemos nuestro trabajo desde el amor y también con disciplina, dedicación y sacrificio. Tratamos de entender que, así como tenemos momentos de mucha demanda de trabajo, también llegan los de mayor tranquilidad. Y siempre, siempre, la prioridad son nuestros hijos y la familia", cuenta Vicuña quien acaba de estrenar la serie policial de Fox Premium, Berko: el arte de callar. Allí, el actor -que tuvo que engordar ocho kilos para su papel- interpreta a un periodista que investiga un crimen en Chile de los años 90.

Una escena de la serie Berko: el arte de callar, en la que comparte cartel con la colombiana Angie Cepeda y la española Goya Toledo. Para su personaje, Benjamín debió engordar ocho kilos.
Una escena de la serie Berko: el arte de callar, en la que comparte cartel con la colombiana Angie Cepeda y la española Goya Toledo. Para su personaje, Benjamín debió engordar ocho kilos. Fuente: HOLA

-¿Cómo fue contar una historia que tiene que ver con la dictadura en tu país natal?

-Fue un enorme desafío porque esta serie está basada en hechos reales. En esa época yo tenía 12 años y por ese entonces, tenía una visión parcial de los acontecimientos que estaban pasando en mi país. Creo que siempre es interesante abordar este tipo de ficción donde se busca reconstruir un poco la memoria. Tuve que engordar porque el personaje está atravesando un momento de tensión profesional, de abandono.

-¿Qué hiciste para aumentar de peso?

-Me llevó entre dos o tres meses. Fue difícil, pero rindió sus frutos. Complementé mi dieta con harinas, muchas pastas, azúcar y alcohol para fijar las grasas. Dejé de hacer deporte, dejé de moverme. El director me ayudó mucho para que se me viera más abandonado de lo que estaba, haciendo también foco en el tipo de ropa, el manejo de la luz, trucos de cámara.

-¿Este tipo de personajes te resulta más jugoso que hacer de galán?

-Es un tipo de personaje más complejos de abordar y en este caso, se trata de un hombre que está realmente decepcionado con su profesión. Y de repente una investigación le devuelve el alma al cuerpo y las ganas de vivir. Estos roles y proyectos me mueven, me atraen. En este caso, también estoy como productor. La posibilidad de producir para Fox hace que la serie pueda viajar lo más posible, que no se quede anclada en un lugar.

-Decís que tu personaje está desilusionado de su profesión. ¿Alguna vez te pasó algo similar con la actuación?

-No me he aburrido, pero sí siento que muchas veces la actuación me ha salvado la vida. De hecho, después de un hecho tan triste como lo de mi Blanquita, lo primero que hice fue volver al teatro a los seis meses. Por eso siento que el escenario es un lugar sanador y en ese sentido, quiero mucho mi vocación, ocupa un lugar muy importante en mi vida. Crisis todos tenemos, habré tenido mejores o peores momentos, de frustración y también de resultados muy buenos. pero la actuación siempre ha iluminado mi vida.

-¿Cómo te llevás con las críticas, los premios, las adulaciones?

-La devolución de los críticos lo tomo como una inspiración, en el caso de los comentarios y el cariño de la gente, creo que es clave. De alguna manera los artistas buscamos que nuestros personajes logren un impacto sobre el público, sacarlos de la monotonía, generar reflexión. Entonces, en ese sentido, no podría decir que me no importa. Al contrario, me gusta.

-¿Y cuando la crítica es mala?

-Hay que ser consciente que uno también se puede equivocar. No todos los proyectos, las ideas y los trabajos pueden ser buenos. Pero yo sé que me comprometo mucho con cada uno de los proyectos que encaro. Después los resultados no siempre están en mis manos. Mi nivel de compromiso es igual tanto en el éxito como en el fracaso.

El actor posa feliz con sus cuatro hijos
El actor posa feliz con sus cuatro hijos Fuente: HOLA

"Cara de tuto", escribió Vicuña, entre risas, para describir la foto con su hija menor, Magnolia.
"Cara de tuto", escribió Vicuña, entre risas, para describir la foto con su hija menor, Magnolia. Fuente: HOLA

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.