BOCANADA de Cerati

Desde mañana estará en las bateas Bocanada , el primer álbum solista del líder de Soda Stereo, quien, mucho más relajado, da definiciones sobre el proceso y sintetiza la intención de cada tema
Daniel Amiano
(0)
25 de junio de 1999  

Hay más contrastes. Para mí, este disco es un cambio de era", confiesa Gustavo Cerati a manera de síntesis de Bocanada , su primer álbum solista pos Soda Stereo que desde mañana estará en las bateas. Y es cierto; en estos temas, el silencio tiene una participación especial, otro peso, más allá del juego de las canciones.

Es mejor que lo diga Cerati: "La verdad, si lo quiero explicar, es una progresión de lo que venía haciendo. Mi idea era graficar un poco las diferentes tendencias musicales sobre las que trabajo. Sobre todo, es un álbum de estudio también desde la composición, lo que me permitió jugar con diferentes tecnologías para hacer las canciones. Igual, básicamente, son canciones".

Pero esas canciones, a su vez, esconden diversos modos de operar: "Tomé diferentes caminos porque hace más entretenido el proceso y porque quería que fuera así. No me parece que sea un disco psicodélico, pero sí en el aspecto de conjugar mixturas, porque se yuxtaponen tiempos y climas. Está bueno que sea indefinible. ¿Qué espero yo de un disco mío? Creo que lo respondo con Tabú , que es un tema más bien indefinible".

Períodos de composición: "Un 30 por ciento del material -sin que ello establezca la idea de canción, sino más bien la de soundtrack sin definición- arranca antes de la separación de Soda. El resto surgió a partir de enero de este año. La verdad es que, aunque yo no me daba cuenta, tenía hasta cierto temor de no poder volver a hacer canciones como me gustaba".

Y ese camino, el de la música electrónica, fue una buena salida. "Trabajar en otros proyectos hizo que todo funcionara bien. Si hubiese tomado el camino que está más establecido en el sistema, que espera que después de la separación de un grupo importante sus integrantes sigan sus caminos solistas en forma inmediata, la presión habría jugado en contra."

Intenciones: "Traté por todos los medios de que sea un álbum simple, pero soy una persona compleja... Entonces es todo un desafío, aunque estoy rodeado de gente que me ayuda a sostener esa idea. Y el técnico de Londres fue muy importante para concretarlo".

En vivo: "No lo pensé mucho, pero no creo que sea un problema".

Tema x tema, Cerati dixit

Tabú: 6 x 8 hippie. Me encantó tocar la guitarra en este tema, desprovista de cualquier efecto.

Engaña: siempre se llamó así, antes de hacer la letra. Ya tenía un aire embaucador.

Bocanada: se separa bastante de lo que hice hasta el momento. Tiene un aire de bolero crooner de los años 50 con música sinfónica de los 70, más una batería medio brutal y un DJ.

Puente: es un poco el viaje hasta acá. Resume cosas mías de antes y de ahora.

Río Babel: es como la primera entrega que tiene un efecto funk y reitera la idea de música de película. La idea del título es de mi hijo, que decía que la música le parecía un río.

Beautiful: lo terminé de hacer en Londres y es uno de los que más me gustan. Como el álter ego contrario del sufrimiento de la composición.

Perdonar es divino: tiene un basamento hip hop, pero todo lo que pasa arriba es muy melancólico, acústico.

Verbo carne: es una coincidencia de momentos fuertes, que crecen con la inclusión de la orquesta.

Raíz: es un tema que hice solo, y toqué todos los instrumentos, grabé la voz y quedó así.

Y si el humo está en foco: hice foco en el humo. No importa ninguna otra cosa.

Paseo inmoral: una especie de glam-tecno-rock donde me despaché con todas las guitarras posibles.

Aquí y ahora (I y II): lo dividí en dos porque me gustaba que el álbum tuviera quince temas, y porque la primera parte es de canción muy pequeña, y la segunda una especie de jam de expansión.

Alma: la canté desde un lugar instrumental, como para que te deje reposar para el final.

Balsa: es para pasear un poquito por la tranquilidad, como despedida.

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.