srcset

Paisajismo

Una pileta ecológica, la protagonista de un jardín en medio de los cerros

(0)
14 de noviembre de 2019  • 14:37

Luego de completar estudios y experiencias en destacados botánicos de Inglaterra, Christopher Leach volvió a Salta, donde vivió gran parte de su vida, a trabajar en la finca familiar. Allí creó su hogar, con la naturaleza como aliada y una pileta ecológica como protagonista del jardín.

Ese lugar fue el punto clave para su decisión de volver a la Argentina. "Una vez que decidí quedarme a vivir aquí, comencé a pensar en construir una casa propia y surgió la posibilidad de recuperar la sala principal de la finca, que había quedado abandonada por 30 años y casi estaba tomada por el monte", recuerda Christopher.

Luego de estar varios años abandonada, Christopher emprendió el desafío de reconstruir la finca familiar y hacer su jardín. Lo primero fue limpiar el frente y recuperar las imponentes vistas a los cerros.
Luego de estar varios años abandonada, Christopher emprendió el desafío de reconstruir la finca familiar y hacer su jardín. Lo primero fue limpiar el frente y recuperar las imponentes vistas a los cerros. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

El proyecto llevó dos años e implicó arduo trabajo para reforzar las paredes antes de volver a hacer los techos y el resto de las tareas de restauración. Lo que estaba en mejores condiciones, como la torre y la galería del frente, ya había sido reconstruido por su abuelo después del terremoto de 1948.

Ahora transita sus días trabajando en la finca dedicada principalmente a la producción de alfalfa y avena como forraje para criadores de caballos y tambos de la zona. También hacen apicultura para aprovechar las extensiones de monte nativo y comercializan la miel con el nombre Palmira.

El agua de la pileta ecológica circula por medio de bombas desde la zona de natación hacia el filtro de plantas. Una vez que pasa por la zona de filtrado vuelve a la zona de natación.
El agua de la pileta ecológica circula por medio de bombas desde la zona de natación hacia el filtro de plantas. Una vez que pasa por la zona de filtrado vuelve a la zona de natación. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Para la pileta, dividí la zona del filtro en bloques, algunos con ripio, donde planté juncos y totoras y otros donde puse las plantas oxigenadoras y los nenúfares en canastos plásticos con tierra
Christopher Leach

La zona "ajardinada" es la de alrededor de la casa y la pileta; las Lantanas cortan el verde y le dan color al espacio.
La zona "ajardinada" es la de alrededor de la casa y la pileta; las Lantanas cortan el verde y le dan color al espacio. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Tras el terremoto de 1948, la casa debió recibir una primera restauración. La siguiente vendría con el regreso de Leach a su provincia, luego de estudiar en Inglaterra.
Tras el terremoto de 1948, la casa debió recibir una primera restauración. La siguiente vendría con el regreso de Leach a su provincia, luego de estudiar en Inglaterra. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Cuando estaba en Inglaterra se veían en televisión y en los festivales las piletas ecológicas. Me interesó porque no se usaban químicos y a la vez se crea un jardín acuático.
Christopher Leach

La pileta cuenta con un flotante que mantiene el nivel del agua, reponiendo la que se pueda perder por evaporación o la que caiga si se usa para nadar.
La pileta cuenta con un flotante que mantiene el nivel del agua, reponiendo la que se pueda perder por evaporación o la que caiga si se usa para nadar. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

El sistema de piscinas naturales consiste en usar plantas y ripio para el filtrado del agua, para evitar por completo el cloro y los alguicidas, como así también la necesidad de cambiar el agua periódicamente. La idea es tratar de simular lo que pasa en la naturaleza y lograr un ecosistema equilibrado. Consiste de dos zonas: la zona para natación -de unos 20 m de largo, 4,5 de ancho y 2 de profundidad- y la zona de filtrado o de regeneración -de 14 m de largo y 1 de profundidad- donde se encuentra el ripio y las plantas.

La experiencia de Christopher Leach como paisajista está a la vista, y sus años de estudiante en Inglaterra lo llevaron a comenzar un proyecto de pileta ecológica en su propio jardín.
La experiencia de Christopher Leach como paisajista está a la vista, y sus años de estudiante en Inglaterra lo llevaron a comenzar un proyecto de pileta ecológica en su propio jardín. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Con su producción de forrajeras, la finca hoy está activa. Sin embargo, queda en el jardín espacio para el sosiego en medio de los cerros.
Con su producción de forrajeras, la finca hoy está activa. Sin embargo, queda en el jardín espacio para el sosiego en medio de los cerros. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Leach trabajó en el Chelsea Physic Garden como jefe de jardineros y luego se mudó a la isla de Madeira, donde trabajó por un año como paisajista de un hotel en las afueras de Funchal, la capital del archipiélago portugués. Luego, esa experiencia la volcó en su propio jardín.
Leach trabajó en el Chelsea Physic Garden como jefe de jardineros y luego se mudó a la isla de Madeira, donde trabajó por un año como paisajista de un hotel en las afueras de Funchal, la capital del archipiélago portugués. Luego, esa experiencia la volcó en su propio jardín. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Los patios rodeados de columnas son espacios de transición entre el adentro y el afuera. Una espectacular Koelreuteria paniculata (izquierda), que ya exhibe sus frutos, es la gran protagonista.
Los patios rodeados de columnas son espacios de transición entre el adentro y el afuera. Una espectacular Koelreuteria paniculata (izquierda), que ya exhibe sus frutos, es la gran protagonista. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

La casa original data de 1880 aproximadamente y tardaron dos años en finalizar su reconstrucción.
La casa original data de 1880 aproximadamente y tardaron dos años en finalizar su reconstrucción. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Una parra trepa por las columnas de la pérgola, que cuando está cubierta, brinda un espacio de sombra para el descanso.
Una parra trepa por las columnas de la pérgola, que cuando está cubierta, brinda un espacio de sombra para el descanso. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Los Agave americana marcan un ritmo y son importantes puntos focales escultóricos.
Los Agave americana marcan un ritmo y son importantes puntos focales escultóricos. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Un ramillete de floripondios emerge en uno de los canteros que bordean la casa.
Un ramillete de floripondios emerge en uno de los canteros que bordean la casa. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Cambio de rumbo

00:14
Video

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.