Conocé a las decoradoras elegidas por Juliana Awada

Las Caradonti suelen asociarse con otros diseñadores cuando se trata de concretar una idea
Las Caradonti suelen asociarse con otros diseñadores cuando se trata de concretar una idea Crédito: Santiago Ciuffo
Empáticas, emprendedoras, histriónicas, sociables y expeditivas, las hermanas Caradonti se imponen en la escena de la decoración local
Carmen Güiraldes
Santiago Ciuffo
(0)
4 de mayo de 2016  • 11:54

Deben tener mil anécdotas que no pueden compartir por secreto profesional. Aunque siempre algo se filtra. Ese equis que se acaba de separar y quiere una casa renovada, pero le cuesta deshacerse de los recuerdos… Esa no tan equis que sabe muy bien lo que quiere. Una novia que insiste con lo del día de su vida, y hay que acompañarla.

¿Cuánto de empatía tiene el trabajo de un decorador? Las hermanas Caradonti son tres, nacieron con un año y medio de diferencia una de la otra y trabajan juntas desde hace trece años. Para ellas –entre ellas mismas– la empatía es cosa de todos los días. Es un hábito que tomó la forma de una estrella que hoy cada una lleva tatuada en la nuca.

¿Son de familia italiana?

"No, somos griegas por rama paterna. El apellido original es Karadontis, pero cuando llegó mi abuelo lo anotaron con C y sin la S. Por el lado de mamá, españolas", cuenta Agus, la menor.

Nombran a su madre cada pocos minutos. Es que ella también decoraba cuando era joven (flores deshidratadas, Mau Mau, esa época), y ellas tres, hijas de padres separados temprano, se acuerdan de haberla acompañado a los eventos, de haber mamado el oficio.

¿Ella también tiene una estrella en la nuca?

"No, pero quisiera".

Un libro de fotos del inglés Tim Walker, asidua fuente de consulta para las Hermanas Caradonti. Una foto en el local de ropa Them, que ambientaron con azulejos, alfombras y perchas de cobre
Un libro de fotos del inglés Tim Walker, asidua fuente de consulta para las Hermanas Caradonti. Una foto en el local de ropa Them, que ambientaron con azulejos, alfombras y perchas de cobre

Acassuso y después

En el estudio de las hermanas, sobre la mesa y contra la pared, una obra de Máximo Pedraza
En el estudio de las hermanas, sobre la mesa y contra la pared, una obra de Máximo Pedraza Crédito: Santiago Ciuffo

Crecieron en Zona Norte. Fueron a un colegio progre. Ir solas y descalzas a tomar helado es la imagen que les viene a la mente para pintar la libertad en la que vivían. Paz supo desde siempre que estudiaría decoración. "Como me daba un poco frívolo, me parecía que tenía que estudiar algo más… Tanto, que me pasé a Ciencias de la Comunicación, pero después volví a decoración". Lola se recibió de socióloga. Agus, en sus propias palabras, era una hippie que vivía en Córdoba y se tiraba en parapente.

El negocio empezó con Paz. "Lo primero que hice fue ambientar mi propio casamiento. El catering era de Lucas Mallmann, de Manos de la Tierra. Quedó tan buena la ambientación que Lucas me ofreció participar en sus eventos. Después me junté con Delfina Lecouna para producir en TV".

Agus se sumó primero. El crecimiento de la marca demandó que se plegara también Lola.

Un día de trabajo en el estudio –temporario– de las Caradonti sobre la calle Esmeralda. Mucha compu y debate: parece una escena de Wall Street, pero de decoración
Un día de trabajo en el estudio –temporario– de las Caradonti sobre la calle Esmeralda. Mucha compu y debate: parece una escena de Wall Street, pero de decoración Crédito: Santiago Ciuffo

¿Se pelean?

"Sobre todo cuando empezamos a trabajar juntas; ahora, menos", dice Lola. "Las discusiones suelen ser más por cuestiones presupuestarias que por cuestiones estéticas. Cuando empezamos, mamá nos sugirió reunirnos con un consultor. Una de las reuniones fue en un bar, me acuerdo: antes de que él llegara gritábamos tanto que el mozo nos sugirió que nos retiráramos. Como buenas griegas, somos dramáticas. Pero, así como nos peleamos, se nos pasa y está todo bien de nuevo."

¿Hay una división –aunque sea virtual– de tareas?

"Sí. Lola se encarga de los eventos; yo, de las decoraciones, y Agus es la productora general", define Paz.

Paz en el local de antigüedades y decoración 30quarenta, sobre la calle Arroyo, donde muchas veces compran objetos para obras
Paz en el local de antigüedades y decoración 30quarenta, sobre la calle Arroyo, donde muchas veces compran objetos para obras Crédito: Santiago Ciuffo

El elefante en el cuarto

Las hermanas Caradonti son las decoradoras de la Quinta Presidencial de Olivos. Aunque otra vez pesa lo del secreto, me animo a abordar el tema:

¿Cómo será el cuarto de Juliana?

"El material predominante va a ser el lino. Y no te puedo decir mucho más: los dueños del evento o los dueños de casa siempre son también los dueños de la primicia".

Lo de la quinta es reflejo de su crecimiento exponencial de los últimos años. "Empezar a trabajar con Bárbara Diez también nos ayudó un montón", cuenta Paz. "Al principio fue todo un desafío porque Bárbara es muy exigente, pero nos llevamos muy bien."

Dicen que la profesionalización llegó cuando supieron darle el valor que tiene a su trabajo. En todo sentido.

El surco

Además de ser hermanas, de reunirse con la familia los fines de semana, de trabajar juntas todo el día, de ocasionalmente ir al gimnasio juntas, o a jugar al fútbol, además, digo, a Agus, Lola y Paz les gusta encontrarse de noche, a comer, a tomar algo.

"Es que compartimos el mismo grupo de amigos", me explica Agus.

El lugar que eligen es Dadá, en Plaza San Martín. "Ya hay un surco marcado entre Dadá y el departamento de Paz (sobre Esmeralda)", se ríe.

Mínimo tres veces por semana las hermanas se encuentran con sus maridos y sus amigos a tomar un trago en el punto. Paz festejó acá sus últimos dos cumpleaños. "Traje bancos y los puse en la vereda, además de tachos con bebidas. Mini intervención…"

Y, en sentido figurado, ¿adónde van las Hermanas Caradonti?

"Queremos armar una productora de diseño, con un equipo de creativos. Un espacio donde encontrarnos con nuestros clientes pero además vender nuestras propuestas de diseño, nuestros propios objetos y muebles. Tenemos varios prototipos que todavía no llegamos a concretar. Pero hacia allá vamos. De hecho, estamos armando nuestra próxima oficina en la calle Cerviño", concluye Paz.

EL GPS DE LAS CARADONTI: EN QUÉ LUGARES SE NUTREN CUANDO VIAJAN

AGUS

+ La sucursal londinense de la tienda de ropa Dover Street Market. + El centro de arte interdisciplinario Palais de Tokyo, en París.

+ Los géneros de Roberta Roller Rabbit, en su local de Punta del Este.

LOLA

+ En París, el concept store Merci, el restaurante George V y la Fundación Louis Vuitton.

+ "Perderme en el casco antiguo de Sevilla y terminar tomando una sangría en el Hotel Alfonso XIII. Es un lugar que nos recuerda historias familiares".

PAZ

+ En París, la tienda Colette y los locales deMartín Margiela. "Soy muy fanática de la moda, especialmente de los zapatos".

+ "Todo me inspira en Río de Janeiro, mi ciudad favorita".

Las tres se declaran fans de las puestas de desfiles que hace Alex de Betak. En Buenos Aires, van seguido al Jardín Botánico, a la Fundación Proa y al Malba.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.