Coronavirus. El tiempo, ¿transcurre o está detenido?