De Napoleón al príncipe Harry: ¿Por qué se tocan la panza y esconden su mano dentro del saco?