En La Pedrera. Una casa de madera que evoca las ondas de la playa