Historieta. Mayor y menor, la tira que se volvió de culto

Fuente: Archivo
Jonathan Rovner
(0)
24 de junio de 2020  • 10:50

:: Si bien es evidente que la lectura y la escritura están perdiendo la batalla contra el universo audiovisual -basta comparar los cuadernos de primer grado de nuestros padres con los de nuestros hijos-, ha surgido en los últimos años un poderoso aliado capaz de restaurar el amor por las letras y el entretenimiento sin pantalla. Son las historietas de Mayor y menor. La página humorística en la que Santiago González Riga -Chanti- retrata las trifulcas y peripecias de la crianza con hermanos, adoptando siempre el punto de vista infantil, y atrapa infaliblemente la curiosidad y el humor de los más chicos. Recopilados en forma de libros, sus 16 volúmenes se prestan, se intercambian, se leen cabeza a cabeza y se releen obsesivamente en las escuelas y bibliotecas de todo el país. La página de Chanti en revista Rumbos lleva 17 años de publicación semanal ininterrumpida y ya es un clásico de la historieta argentina.

Chanti no tiene hijos. Tiene, sí, siete hermanos. "La relación entre pares la viví intensamente. Soy el quinto de ocho, así que estoy bien en el medio. No tomo partido por mayores ni por menores", cuenta. Chanti dibujaba historietas desde los 4 años. Antes de saber leer y escribir. Y comenzó a publicar a los 16. "Siempre quise hacer una historieta con niños. Porque me gustan los chicos, porque tengo buena relación con ellos. Me encanta la manera de pensar y la lógica que tienen. Para ellos no existe lo políticamente correcto".

Fuente: Archivo - Crédito: Chanti

La idea de hacer Mayor y menor le vino cuando a su primer sobrino le nació un hermanito. "Para él, que era como el rey de la familia, la dinámica cambió completamente. Y no solo por los celos, que sí los tenía, sino también porque ahora tenía un compañero en un mundo de grandes. Un par y alguien a quien enseñarle cosas".

La historieta comienza cuando a Nacho, el protagonista, de unos 3 años, le comunican que va a tener un hermanito. Sus reacciones van de la incredulidad a la bronca, pasando por múltiples instancias de la negación y algún que otro intento de negociar una ventaja. El hermanito de a poco se irá convirtiendo en un aliado incondicional del personaje y, para la historieta, en la voz de los mejores remates. Una voz crítica, sintetizadora, que los grandes casi nunca escuchan (porque casi siempre es un pensamiento) y que, muchas veces, desarma la tensión con la mejor herramienta posible: la ternura.

A diferencia de otras historietas con niños, los personajes de Chanti fueron creciendo en cámara lenta a través de estos años. Hoy, Nacho tiene como 10 y Tobi, su hermanito, también es mayor, ya que ha nacido Lola, la tercera en discordia. Familia, parientes y amigos completan el universo de personajes que, a la manera de los Simpson, o de Mafalda, esbozan una maqueta de la humanidad.

Fuente: Archivo

Para rastrear sus influencias, Chanti nos remite a la historieta francesa y belga. La revista Spirou, con su multiplicidad de personajes, cuyas historias se iban desarrollando en el tiempo. A Chanti le gustan los relatos largos. "Yo no hago el humor de tres o cuatro cuadritos. Me identifico más con lo que hacía Fontanarrosa. Inodoro Pereyra contaba una historia, y el remate no era lo más gracioso, sino que lo más gracioso por ahí era algo que estaba al principio o en el medio".

En sus 17 años de publicación de Mayor y menor, ha coleccionado una gran cantidad de repercusiones y reconocimientos de lo más variados. Desde los padres de niños con Asperger, a quienes vieron mejorar capacidades sociales y acceder a una forma de comprensión del humor, hasta las monjas de un convento de clausura, que se reencontraron con sus propias infancias en una de las pocas lecturas que se permitían cada domingo: la revista Rumbos y los cuadritos de Chanti.

Los otros trabajos de Chanti

Escribió Facu y Café con Leche, la historieta que narra las aventuras y desventuras de un niño y su gato, publicada en la revista La Valijita de Billiken y recopilada en siete volúmenes.

Además de niños y mascotas, a Chanti le gusta dibujar animales. Es autor, ilustrador y diseñador de una colección de cuentos infantiles sobre animales sudamericanos, editada por Colihue. Otra cantidad de historietas fueron publicadas en diversos medios del interior; entre ellas, El futre, Maus, El sincola, Yoco Yaca, Tiempo compartido y Payunia City.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.