Suscriptor digital

Iemanjá

Todos los 2 de febrero, en una playa de Bahía, miles de personas le rinden culto a la reina de los mares, una verdadera manifestación de fe de la que LNR fue testigo
(0)
3 de febrero de 2009  

Es el día en que miles de personas llegan hasta la playa Rio Vermelho en Bahía, Brasil, para rendirle culto a Iemanjá, madre de todas las deidades del culto umbanda, señora de los mares y océanos.

Todos los años, el dos de febrero, llegan durante la mañana, solos o en grupos, llevando sus ofrendas, casi siempre canastas con flores que arrojan al agua, y entre oraciones y cantos pasan todo el día en la playa guiados por algún pai o mãe de santo (los sacerdotes que ofician el rito). Muchos caen en trances que duran algunos minutos mientras suenan tambores y la gente se abraza.

En 1924, un grupo de pescadores de la zona, preocupados por la pésima pesca obtenida, decidió recurrir a Iemanjá para pedirle ayuda. Dicen que la pesca fue tan abundante ese año que desde entonces muchos de sus seguidores se reúnen en esa playa para ofrecerle regalos, sobre todo flores y perfumes, a la reina de las aguas.

Como los esclavos negros, que eran llevados desde el Africa hasta el Brasil colonial, tenían prohibido ejercer sus cultos, se originó un sincretismo en el que las principales figuras religiosas originarias del continente negro fueron identificadas con las imágenes del culto católico.

De esta manera, Iemanjá (nombre que significa "madre cuyos hijos son los peces"), orishá (deidad) femenino del panteón yoruba originario de Nigeria, diosa que reina en el mar, dueña de sus frutos y representante de la fertilidad, fue identificada con la Virgen María bajo la advocación de Stella Maris, patrona de los navegantes, marineros y pescadores. Para algunos, como dice una canción brasileña de las tantas que le han dedicado, tiene forma de sirena y habita un palacio encantado en el fondo del mar.

La fiesta de Iemanjá es una manifestación de fe y esperanza en la que sus seguidores se congregan para agradecerle y pedirle protección.

Reina del Mar

¿Cuántos nombres tiene / /

la Reina del Mar?

Dandaluna, Janaína,

Marabó, Princesa de Aiocá,

Sirena, Mucuná,

María, Doña Iemanjá.

¿Dónde vive?

En las aguas,

En un lugar de piedra,

En un palacio encantado,

En el fondo del mar.

¿Qué le gusta?

Perfume,

Flor, espejo y peine,

Toda suerte de presentes

Para arreglarse.

¿Cómo se saluda a la Reina del Mar? /

Alodé, Odofiaba,

Mi madre, Madre del agua,

Odoyá.

¿Cuál es su día,

Nuestra Señora?

Es el dos de febrero

Cuando en la orilla de la

playa

Voy a bendecirme.

¿Qué canta ella?

¿Por qué llora?

Sólo canta canciones bonitas.

Llora cuando está afligida,

Si vos lloras.

Pedro Amorim y Paulo César Pinheiro

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?