Invento. Tienen 16 años y crearon un dispositivo para medir la distancia social