Los científicos creen que descubrieron la galaxia más lejana del universo