Luli Torn. Quedó varada en una isla soñada y se enamoró de su profesor de buceo

"Hacía tiempo que quería irme de vacaciones a una playa y el destino me llevó a Gili Trawangan, una isla cerca de Bali", sostiene la actriz
"Hacía tiempo que quería irme de vacaciones a una playa y el destino me llevó a Gili Trawangan, una isla cerca de Bali", sostiene la actriz Fuente: HOLA
Jacqueline Isola
(0)
2 de mayo de 2020  

La culpa la tiene el destino", dice ella con una sonrisa mientras relata el su sueño más fantástico hecho realidad. Cuando Argentina cerró sus fronteras al mundo, Luli Torn (26) quedó varada en una pequeña isla de sólo quince kilómetros cuadrados, ubicada a una hora y media de Bali, Indonesia. En Gili Trawangan, el mar -cálido y de un increíble turquesa- es el hogar de tortugas, corales y peces de mil colores; y la tierra, conquistada por palmeras, se convierte en la postal del paraíso. Además, la isla parece apenas tocada por la civilización: casi no hay autos y su población no supera los mil quinientos habitantes, por lo que el distanciamiento social se da de forma casi natural.

"La vida acá es muy tranquila y tiene una relación estrecha con el mar, y yo amo el agua, el océano, todo... Desde hace mucho que me quería ir de vacaciones a una playa y me tocó vivir en una por un largo tiempo", cuenta entusiasmada la actriz quien, desde que se instaló en Gili, también vive una gran historia de amor con el instructor de buceo belga Tom Mazur (32). "Me mudé con él apenas nos conocimos. [Risas]. Hoy estamos 're in love'. Te podría decir que lo nuestro es un amor en tiempos de apocalipsis: todo mucho más intenso; más rápido pero al mismo tiempo muy especial", confiesa.

Después de brillar en la popular tira de 2018 Cien días para enamorarse -en la que interpretó el personaje de Nancy Dupláa de adolescente-y más tarde en Argentina, tierra de pasión y venganzajunto a Eugenia "China" Suárez, Luli armó sus valijas y diseñó sus vacaciones en Asia. El 30 de diciembre partió hacia el otro lado del mundo y con un grupo de amigos recorrió Tailandia, Vietnam, Camboya, Malasia, Singapur, Filipinas... hasta Bali. "Recién a fines de enero nos llegó el rumor de que había un virus que se estaba gestando en China pero después no tuvimos más novedades... Yo hablaba con mis papás, que también son médicos, y algo me contaban, pero la realidad es que allá se vivió todo muy distinto. Recién cuando llegamos a Kuala Lumpur, la primera ciudad grande que visitamos después de mucho tiempo, nos dimos cuenta de la gravedad del asunto. Las calles ya estaban prácticamente vacías. Todo cambió cuando llegamos a Bali", explicó.

-¿Por qué?

-Con conexión y wi fi, recuperamos el acceso a la información y ya se estaba hablando de una posible cuarentena obligatoria en Argentina. Mi amiga Juli, que viajaba conmigo, decidió sacarse un pasaje de vuelta a Buenos Aires, porque para ese entonces ya había versiones de que iban a cerrar fronteras y los aeropuertos quedarían cerrados. Y ahí tuve que tomar una decisión. En ese momento, Bali parecía un lugar seguro. Pero al poco tiempo, ahí también se empezó a poner heavy. Con unas turistas que conocí en un hostal dejamos la ciudad y cruzamos a las islas Gili y al tercer día de nuestra llegada, terminaron cerrando la isla al turismo. Los resorts, las escuelas de buceo, los restaurantes... todo. Hoy la ves y es una isla casi desierta.

-¿Sentís que esa fue una buena decisión?

-[Lo piensa unos segundos]. Creo que fue la mejor decisión que pude haber tomado en ese momento y de casualidad me salió bien. Porque también podría haberme salido mal, que sufriera como una loca y sólo tuviera ganas de volver a casa.

-Debe haber influido el amor...

-[Risas]. Sí, a Tom lo conocí en el barco de la escuela de buceo. Él es instructor, por lo que compartimos varias inmersiones en Gili. Si bien no estábamos en el mismo grupo -en ese momento yo estaba haciendo el curso para certificarme como buza avanzada-,sí nos veíamos seguido. Al principio fueron sólo intercambio de miradas pero después, cuando tuve que salir a buscar una habitación para mi estadía allá, me dijeron que él además administraba un hotel en la zona. Así que me acerqué para preguntarle si tenía habitaciones disponibles y ahí empezó todo. Fuimos a tomar unos tragos y qué te puedo decir, no nos pudimos separar desde ese entonces.

-¿Pensaste qué van a hacer cuando se abran las fronteras?

-Él también se lo está preguntando... Lo que sí tengo clarísimo es que mi carrera y mi vida están en Buenos Aires y no estoy dispuesta a renunciar a eso. Me rompí el lomo para llegar adonde llegué; no creo que pueda dejarlo y Tom lo sabe. Ya veremos cómo arreglamos lo nuestro... Si hay algo que aprendimos todos con la incertidumbre en medio de la pandemia es que hay que tratar de vivir las cosas día por día.

Bajo el mar, la actriz tuvo la posibilidad de ver las impresionantes estatuas hechas de material sustentable, creación del famoso escultor británico Jason deCaries Taylor
Bajo el mar, la actriz tuvo la posibilidad de ver las impresionantes estatuas hechas de material sustentable, creación del famoso escultor británico Jason deCaries Taylor Fuente: HOLA

Fan de la vida submarina, Luli aprendió a bucear en su último viaje a Tailandia y en las islas Gili se certificó como buza avanzada. "Ahí conocí a Tom y desde entonces no nos separamos más", cuenta entusiasmada.
Fan de la vida submarina, Luli aprendió a bucear en su último viaje a Tailandia y en las islas Gili se certificó como buza avanzada. "Ahí conocí a Tom y desde entonces no nos separamos más", cuenta entusiasmada. Fuente: HOLA

Soy una enamorada del mar... Todas las mañanas salgo a recorrer la isla y llevo conmigo el equipo de snorkel para ver tortugas, corales y peces
Luli Torn

Junto a su novio belga, llamado Tom, un profesor de gimnasia e instructor de buceo que vive en la isla desde hace cuatro años
Junto a su novio belga, llamado Tom, un profesor de gimnasia e instructor de buceo que vive en la isla desde hace cuatro años Fuente: HOLA

Luli cuenta que siempre trata de conectarse con las cosas positivas de su estadía. "Por supuesto que toda la situación global me preocupa, me llena de preguntas y miedos, pero la verdad es que yo desde acá no puedo hacer demasiado más que hablar con mi familia y mis amigos, informarme y dar aliento"
Luli cuenta que siempre trata de conectarse con las cosas positivas de su estadía. "Por supuesto que toda la situación global me preocupa, me llena de preguntas y miedos, pero la verdad es que yo desde acá no puedo hacer demasiado más que hablar con mi familia y mis amigos, informarme y dar aliento" Fuente: HOLA

-¿Cómo es tu rutina en la isla?

-Me levanto, me hago el desayuno, si no tengo frutas y verduras, voy a comprarle a unas mujeres que venden en la calle principal. Después me voy a caminar y trato de recorrer toda la isla. Por lo general llevo conmigo el equipo de snorkel porque hay muchos peces, tortugas y corales. A la tarde ya me quedo en el hotel donde trabaja Tom y me tiro en la pileta. Antes de caer el sol salimos a andar en bici y vemos el atardecer en la otra parte de la isla. A veces pinto, escribo, me llevo mi libro. Cada tanto nos juntamos con los amigos de Tom de la escuela de buceo y vemos La casa de papel.

-¿Cuáles son tus desafíos cotidianos?

-Cuando una vive en una isla, la cabeza se desacelera en un cincuenta por ciento. Por supuesto que toda la situación global me preocupa, me llena de preguntas y miedos, pero la verdad es que yo desde acá no puedo hacer demasiado más que hablar con mi familia y mis amigos, informarme y dar aliento... El miedo a la falta de efectivo es un miedo constante; acá no hay tarjeta, no hay posnet. Tampoco tenemos wi fi, por lo que tengo que cargar un chip local con datos, y así y todo se nos complica si hay mal tiempo o falta de señal. Pero hay que esperar y tener paciencia, algo a lo que ya me acostumbré en todo este tiempo. Otro tema es que la isla en este momento está cerrada, no hay movilidad. Si uno se quiere ir, ya no puede volver, entonces pienso, si me llegara a pasar algo, no hay clínicas ni hospitales. Sólo hay una farmacia... y eso es una preocupación que tengo, pero trato de focalizarme en lo positivo y pensar que todo va a salir bien.

-¿Qué te quedá de esta experiencia tan inesperada?

-El aprendizaje que me llevo es que por más planes que tengas en la cabeza, por más puntos que uno quiera marcar en el mapa, el destino siempre es superador; a veces lo que te espera es mucho más de lo que alguna vez imaginaste, mucho más de lo que podés controlar. Hay que aprender a aceptar que por ahí la vida te lleva a lugares completamente inesperados. Tres meses atrás jamás me hubiese imaginado vivir esta situación, y acá estoy. Por primera vez en mi vida me encuentro disfrutando el día a día, el aquí y ahora, completamente incapaz de tomar las riendas de nada, sólo dejándome llevar.

Después de recorrer con amigos Tailandia, Vietnam, Camboya, Malasia, Singapur, Filipinas y Bali, Luli desembarcó en las mágicas playas de Gili Trawangan, una de las tres islas Gili que conforman el famoso archipiélago de la costa noroeste de Lombok, uno de los más visitados por amantes del buceo
Después de recorrer con amigos Tailandia, Vietnam, Camboya, Malasia, Singapur, Filipinas y Bali, Luli desembarcó en las mágicas playas de Gili Trawangan, una de las tres islas Gili que conforman el famoso archipiélago de la costa noroeste de Lombok, uno de los más visitados por amantes del buceo Fuente: HOLA

Una de las postales diarias de su estadía en Gili Trawangan: los paseos en bicicleta por la isla.
Una de las postales diarias de su estadía en Gili Trawangan: los paseos en bicicleta por la isla. Fuente: HOLA

"Por primera vez en mi vida me encuentro disfrutando el día a día, completamente incapaz de tomar las riendas de nada, sólo dejándome llevar", confesó la actriz
"Por primera vez en mi vida me encuentro disfrutando el día a día, completamente incapaz de tomar las riendas de nada, sólo dejándome llevar", confesó la actriz Fuente: HOLA

Agradecimientos: Manta Dive Gili T, fotografías: Tom Mazur; Carla Ulldemolins Company; Anna Carrasco Linares y Jared Herb

Torn brilló en la popular tira de 2018 Cien días para enamorarse.
Torn brilló en la popular tira de 2018 Cien días para enamorarse. Fuente: HOLA

Más tarde en Argentina, tierra de pasión y venganza junto a la China Suárez.
Más tarde en Argentina, tierra de pasión y venganza junto a la China Suárez. Fuente: HOLA

La tapa de revista ¡Hola! Argentina de esta semana.
La tapa de revista ¡Hola! Argentina de esta semana. Fuente: HOLA

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.