srcset

Recibir en casa

Mesas de verano: 10 ideas para disfrutar los días más largos del año

(0)
28 de enero de 2019  • 17:13

A la tarde, sin sillas, se puede pasar a un modo más relajado. Alrededor de la mesa baja y con almohadones se siente la influencia árabe y del lejano oriente. Nueva, étnica o heredada, es el momento de mezclar la vajilla que se atesora. Estilismo: Laura Saint-Agne Foto: Santiago Ciuffo

A orillas del mar, un almuerzo romántico. La canasta donde trajimos todo o una mesa baja cubierta con géneros livianos, mantienen la comida lejos de la arena. Conviene pensar un menú sin cubiertos y fácil de preparar. Estilismo: Sol van Dorssen Foto: Gentileza Georgina Dell Isola

Una sábana blanca y pareos superpuestos fundan esta mesa bohemia y colorida que se puede instalar y levantar en un momento, pero tiene todo para querer quedarse hasta la noche. Estilismo: Sol van Dorssen Foto: Gentileza Georgina Dell Isola

Una mesa rodeada de un follaje intenso para conectarse con la vida que no cesa. En armonía con los colores de la naturaleza, las sillas y las mantas en tonos de marrón para cubrirse cuando baje el sol. Estilismo: Laura Saint-Agne Foto: Santiago Ciuffo

La tabla de madera les da soporte natural a tantos ingredientes frescos. Variedad en los individuales, brillo en los cubiertos y un poquito de cada cosa, dulce y salado, para entretenerse. Estilismo: Cristina Solanet Foto: Magalí Saberian

Un fondo oscuro para un encuentro luminoso en buena compañía. La elegancia del negro, los grises y el brillo de los espejos, las velas y la vajilla se suaviza con belleza flexible de las plantas. Estilismo: Laura Saint-Agne Foto: Santiago Ciuffo

La sombra de la galería, el mantel en tonos rosados, la mesa redonda que invita a la charla sin tiempo. Todo está listo para la mesa de amigas. En lugar de flores, pequeñas macetas con suculentas que podemos ofrecer de regalo. Estilismo: Sol van Dorssen Foto: Gentileza Stella Rotger

La mesa de exterior y la alfombra de césped sintético traen el jardín al interior. El escenario perfecto para comenzar el día con un saludable desayuno. Las jarras y vasos se reemplazaron con frascos. Tan variadas como las frutas son las sillas de diferentes estilos. Estilismo: Laura Saint-Agne Foto: Santiago Ciuffo

Flores, plantas con follaje o los frutales como estas ramas de kinotos recién cortadas y colocadas en floreros o botellones son pintorescos centros de mesa. Aquí, la chef Felicitas Pizarro combinó vajilla básica con piezas de color como los vasos morados. Estilismo: Alejandro Altamira Foto: Javier Picerno

Nada de plancha a este mantel que sirve como base para una mesa al natural. El camino es un género tipo rejilla que acompaña la rusticidad de la panera de fibra, los cuencos de madera y el plato enlozado y las delicias de Anita Ortuño. Estilismo: Silvina Bidabehere Foto: Santiago Ciuffo

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?