Recrear las formas de la naturaleza

Flores y frutos brindan frescura en las ambientaciones de verano
(0)
23 de noviembre de 2002  

Fieles símbolos de la naturaleza, las flores, las hojas y los frutos cumplen un papel destacado en la decoración y el arte.

Sin duda, uno de los estilos que más ha empleado dichos motivos en sus expresiones artísticas fue el art nouveau. A principios del siglo XX impulsó como marca registrada la utilización de líneas curvas, delicadas y orgánicas. Flores, hojas y mariposas, entre otros motivos, demostraban que la inspiración venía de la naturaleza misma.

Las sinuosidades no sólo aparecían en la decoración de los enseres, sino también en su forma misma. Por eso los objetos del art nouveau incorporaron nenúfares, orquídeas, tallos y raíces que parecían trepar por las superficies o determinaban la forma de la pieza. En realidad, ese estilo había sido una reacción frente a las corrientes eclécticas, a la vez que pretendía lograr una renovación total.

Como legado de este estilo, las lámparas Tiffany continúan vigentes y resultan el complemento ideal en cualquier ambientación. Sus pantallas están elaboradas con vidrios que son trabajados en forma de vitraux. Las formas que aparecen en ellas son variadas: capullos multicolores de glicinas, flores diversas, troncos con raíces, plumas de pavo real, libélulas, lirios, telarañas. Durante 40 años, el creador de estas lámparas, Louis Comfort Tiffany, fue el líder del art nouveau americano.

"Su obra fue tan impresionante que llegó a emplear más de 100 artesanos -comenta Leonor Berelsonas, importadora de las exclusivas lámparas-. Su padre, Charles Tiffany, fue el fundador de la famosa joyería neoyorquina inmortalizada en Desayuno en Tiffany´s . Aunque hubiera preferido que su hijo se dedicara a los negocios, el éxito de Louis fue tal que ninguna casa estaba completa sin una lámpara Tiffany o un vitral puerta", asegura.

Incorporar una de estas lámparas en el hogar supone una apuesta al color y a la vivacidad. Entre sus virtudes se encuentra que pertenecen a un estilo fácilmente combinable con otros. Una iluminación conseguida por medio de uno de estos enseres es rica en tonalidades, y a la vez suave y delicada.

De otros tiempos

Durante el siglo pasado fueron muchos los elementos hogareños que adoptaron las formas de la naturaleza. Uno de esos rubros es el de la vajilla. Tanto en las formas como en la decoración en platos, vasos, jarras y tazas se destacan las flores. Un recorrido por las casas de antigüedades permite apreciar platos Carlton Ware imitando hojas en suaves tonos amarillentos y rosados. También, viejas cazuelitas de porcelana con flores pintadas, ceniceros confeccionados con cristal de Murano en forma de margaritas o las sencillas frutas de vidrio.

Los vegetales no se quedan atrás: representando una década que dejó su sello en la historia, se pueden encontrar sesentistas floreros de vidrio con forma de ajíes, por ejemplo, concebidos para una sola flor. Son ideales para la cocina, por los motivos en los que vienen confeccionados.

En Quitapesares está clara la relación que existe entre las flores, el color y el pop. Por eso son infinitos los productos que imitan las formas de la naturaleza.

Si el concepto es generar un dormitorio divertido, por ejemplo, en el que prevalezcan las formas florales y los tonos fuertes, nada mejor que comenzar por la iluminación.

En este aspecto, es posible encontrar desde una lámpara de techo elaborada en Lycra en tonos vibrantes como fucsia y turquesa, hasta veladores estampados con flores o mariposas. Como complemento, almohadones y alfombras con forma de margaritas en colorado, rosa o blanco con pintitas negras.

Las velas que incorporan flores secas en su interior también se constituyen como la novedad. Son ideales para ubicarlas en el baño, en el sector dedicado a sales y espumas.

También para este ambiente, existen originales ganchos de cortinas en coloridos tonos y formas divertidas.

Para los escritorios femeninos, hay pisapapeles que incluyen flores y portarretratos con su forma.

Los exteriores, ya sean patios, terrazas o balcones, también pueden incorporar las tradicionales macetas, pero decoradas. Se consiguen pintadas con flores en tonos fuertes.

La iluminación en primer plano

Como detalles sumamente originales, en materia de iluminación se consiguen artefactos únicos. La función principal que desempeñan es la de adornar el ambiente, a la vez que brindan un toque de color y luz.

Entre los modelos más divertidos se encuentran flores que sirven como lámparas de techo o de mesa. Estas versiones están formadas por un florero de vidrio en verde, que contiene tres unidades en rojo y amarillo. El centro de cada una es una lamparita y las hojas son elaboradas en acetato.

Existen también modelos más grandes, ideales para colgar. Para una mesa de arrime, hay cactos luminosos. Están confeccionados con gemas amarillas, rodeadas por tejido tipo alambre. Brindan una suave luz verdosa.

¿Otra opción? Un florero grande, para colocar en el piso, con una cala en azul de más de un metro de altura. Todo está realizado en gemas de tonos verdes, azules y marrones, y resulta ideal para disponer en un rincón del hogar.

Modelos y precios

Los importes pueden estar sujetos a variaciones.

  • Florero: con tres flores de luz, $ 95 (The Flyland).
  • Cactos: de luz,.con gemas y tejido, $ 270 (The Flyland).
  • Cala: de luz, $ 320 (The Flyland).
  • Juego de té: en porcelana checa, para 12 personas, $ 300 (Vade Retro).
  • Frutas: de vidrio, $ 10 (Vade Retro).
  • Cazuelita: con flores, en porcelana Noritake, $ 35 (Vade Retro).
  • Floreros: de vidrio, con forma de vegetales, $ 50 (Vade Retro).
  • Lámpara: flor, en Lycra, en fucsia o turquesa, $ 90 (Quitapesares).
  • Almohadones: con forma de flor, $ 24 (Quitapesares).
  • Pisapapeles: que incluye flor, $ 15 (Quitapesares).
  • Ganchos: para cortinas de baño, la docena, $ 36 (Quitapesares).
  • Perchitas: para colgar, $ 12 (Quitapesares).
  • Fuentes consultadas: Quitapesares: J. Newbery 3713; 4551-7815. Vade Retro: Thames 1612; 4834-6868. The Flyland: Borges 1962. Tiffany Lamps: 4978-3915. Champagne: Arenales 1307; 4811-9293. J. B. Penny: Libertad 1159. Le Mehauté-Patiño: 4701-4387.

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.