Salió a recolectar hongos y encontró una rara espada de hace 3300 años