Estudios culturales. Ser feliz, ¿un deseo o una obligación?