Son argentinos: tenían trabajos soñados pero renunciaron, salieron de viaje y enfrentaron la pandemia