Tenía todo pero se deprimió: renunció a su banda pop, vendió sus pertenencias y se fue a una isla de Indonesia