¿Te acordás de La Vengadora? La serie que marcó una época

Stephanie Harper, la protagonista de la miniserie.
Stephanie Harper, la protagonista de la miniserie. Fuente: Archivo
Daniela Pasik
(0)
4 de noviembre de 2020  

Manual de historia y cultura pop para millennials: La Vengadora

Qué es

Es el motivo por el que en la Argentina conocimos Australia, a mediados de los 80, antes de Cocodrilo Dundee. Tiene dos partes: la primera es una miniserie de tres capítulos de dos horas, que se estrenó en 1983, y la segunda es una serie de 22 episodios que comenzó a transmitirse en 1986.

De qué va

La millonaria y poco agraciada Stephanie Harper se enamora del tenista guapetón Greg Madsen. A pesar de las burlas de su entorno, que lo considera un gigoló, se casa. Todo parece ir bien, pero él la tira a un lago con cocodrilos. La cree muerta, pero ella se recupera en secreto y vuelve, transformada en la supermodelo Tara Welles, a recuperar su fortuna. ¿Cómo? Embaucándolo de la misma forma que él.

En la Argentina

El nombre original es Return to Eden, un juego de palabras con la idea de volver del paraíso (o la muerte) y el nombre de la megaestancia, Edén, en donde Greg intentó matar a Stephanie durante su luna de miel. Canal 9 emitió la miniserie en 1987 en seis partes de una hora y fue, como en el resto del mundo, un éxito.

Epopeya ochentera

  1. Girl power. En un momento en el que todas las series y películas tenían héroes varones, acá había una protagonista femenina que no solo lideraba la historia, sino que también se rescataba sola.
  2. Femenina y feminista. La venganza implicaba usar la belleza, por la que se cosifica a las mujeres, a favor de su plan. Stephanie decide enamorar a Greg bajo una identidad falsa para traicionarlo y, así, además de recuperar su fortuna, destruir su ego machirulo y femicida.
  3. Alto culebrón. Después del accidente, Stephanie pierde la memoria; también están el cirujano plástico, Dan Marshall, su enamorado, y una supuesta mejor amiga que la traiciona y se une a los planes asesinos de Greg.

Las segundas partes nunca fueron buenas

Jilly, Greg Madsen, Stephanie Harper y Dan Marshall.
Jilly, Greg Madsen, Stephanie Harper y Dan Marshall. Fuente: Archivo

El final de la miniserie cierra la historia por todos lados. Pero fue un suceso mundial de tal calibre que hubo secuela. Y, al volver, lo hizo en forma de telenovela a todo trapo, para competir con los éxitos estadounidenses Dallas y Dinastía, en entregas semanales y con presupuesto millonario. En la Argentina se llamó La vengadora 2.

También estaba protagonizada por el mismo elenco. La trama es la continuación de la vida de Stephanie. Pasaron algunos años, ella está casada con el que fue su cirujano, Dan Marshall, pero Jilly sale de prisión y se descubre que es medio hermana de la protagonista. Entonces une fuerzas con el despiadado empresario Jake Sanders. El equipo de guión tuvo la perezosa idea de que la hicieran pasar otra vez por las fauces de un cocodrilo. Pero en la piscina de su mansión. Stephanie finge de nuevo su muerte. Y, para que no le vean la cara, vuelve haciéndose pasar por princesa árabe, cubierta con un velo. Los giros argumentales son tan estrafalarios que el elenco contó que se les dificultaba no tentarse de risa cuando filmaban.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.