El 15 de abril de 1912 se hundía el transatlántico más lujoso del mundo. Hoy, una película reproduce esa catástrofe con algo de ficción. Aquí, entretelones y testimonios del naufragio real. Y la orquesta sigue tocando

Cargando banners ...