De los lectores: cartas & e-mails

(0)
31 de agosto de 2020  • 00:00

Condena

Señor Presidente: una sociedad que repudia la riqueza está condenada a vivir en la pobreza.

Marcelo Block

DNI 26.000.484

Promoción directa

Es con enorme tristeza que leo sobre la decisión del Gobierno de promocionar automáticamente este año a todo el alumnado. Sabemos todos -y lo saben sus autoridades- que el futuro de la Argentina pasa por una mejora sustancial en la educación. Ningún pueblo progresa sin ella. En las últimas décadas han naufragado todos los intentos de mejorar los contenidos, la preparación de los docentes y la exigencia al alumnado, y con esta medida se está dando una clara señal de que la educación pública es intrascendente y sin importancia para este gobierno y los políticos de turno. Qué bajo hemos caído. Insignes próceres como Domingo F. Sarmiento, Juan Bautista Alberdi, Eduardo Wilde, deben de estar revolcándose en sus tumbas al ver cómo el Gobierno descarta la herramienta fundamental para asegurar el progreso y movilidad social del pueblo a quien dice defender.

Enrique Puricelli

DNI 8.037.673

Mordaza a los medios

Hace ya algunos años fracasó el intento de imponer la "ley de medios" para controlar al periodismo independiente. Vuelven a la carga, en la reforma judicial, ya con media sanción, con la cláusula o enmienda Parrilli que incluía a los "poderes mediáticos" ahora irónicamente disfrazados como "grupos de presión de cualquier índole" para ejercer influencia sobre los jueces. Esta cláusula no es "ociosa", es ominosa, obscena, autoritaria e intimidatoria.

Desde otro ángulo opera el DNU 690/20 que declara a la telefonía, al cable y a internet servicios públicos, pudiendo regular sus tarifas, inversiones y expansión. El periodismo libre está siendo atacado en varios frentes para acallar las voces disidentes, las opiniones libres. La tentación autoritaria es manifiesta.

Guillermo Beccari

DNI 4.554.178

Sin barbijo

Se ha visto en los últimos días una foto en la que aparece el señor Presidente junto a Moyano y sus respectivos cónyuges sin barbijo, sin respetar el distanciamiento social obligatorio y en una aparente reunión social. Ahora bien: me pregunto si no le cabría al Presidente (y eventualmente a sus allegados) una sanción, tal como la que prevé el decreto que él mismo impone e impunemente infringe. Creo además que debe existir una condena social contundente e inequívoca, ya que implica una imperdonable falta de respeto para quienes por verse obligados a cumplir ese decreto han perdido sus medios de vida, no pueden ver o -mucho peor aún- despedir a sus seres queridos.

Ana Bekerman

DNI 24.977.625

Alberdi

¿Alguien imagina un mundo sin derechos o una sociedad sin abogados? El 19 de diciembre de 1958, la junta de gobierno de la Federación Argentina de Colegios de Abogados aprobó celebrar el Día del Abogado el 29 de agosto de cada año, en recuerdo del nacimiento de Juan Bautista Alberdi, ocurrido en Tucumán en 1810. Alberdi expresó: "Los hombres se dignifican postrándose ante la ley, porque así se libran de arrodillarse ante los tiranos". Los argentinos tenemos una norma, llamada ley fundamental. Es nuestra Constitución, que es amplia, humanitaria y acogedora, pues invita a "todos los hombres del mundo que quieran habitar el suelo argentino". Y esta Constitución se basó en el libro Bases para la organización de la República Argentina, de aquel lúcido pensador argentino. Alberdi fue un hombre triste, melancólico. Ya su llegada a la vida vino envuelta en dolor. Su madre, Josefa Aráoz, falleció en el parto. Su padre, Salvador Alberdi -vasco francés-, dejó esta vida cuando Juan Bautista tenía solo 12 años. Poco después ganó una beca para estudiar Ciencias Morales en Buenos Aires. Se trasladó desde Tucumán a la urbe porteña con un hermano mayor. Descubrió rápidamente que una gran ciudad puede ser un gran desierto, aunque esté habitada. Ingresó en la Facultad de Derecho y se recibió de abogado. Siguió haciendo periodismo, escribiendo teatro, ejecutando música. ¡Su poderoso talento era realmente multifacético! En el gobierno de Rosas fue al exilio, y con la caída de este regresó al país. Fue elegido diputado. Algunas calumnias, por sutiles, le dolían más, porque traían el agravante de la sutileza. Y el hombre superior que fue Alberdi tenía ilimitada energía para defender su verdad, pero escasa fuerza para defender su persona. A los 70 años, regresó definitivamente a Francia, donde moriría en junio de 1884. Pero la historia argentina ya dio su juicio definitivo, ubicando a Alberdi como uno de nuestros grandes hombres, que agregaron luz a la luz. Y una de sus facetas más valiosas, la de pacifista, inspiró en mi mente este aforismo: "Un solo brote de justicia justifica arar un desierto".

José Narosky

josenarosky@hotmail.com

No atienden

Doctor Alberto Fernández, durante su gestión presidencial, algunas de sus opiniones han sido blanco de críticas. La mía es en carácter de católico y argentino. En un encuentro en Santa Fe, dijo que deseaba que "Dios no atienda solo en Buenos Aires". Esta frase es una ofensa inconcebible hacia ese ser supremo, que no solo focaliza su atención en esa ciudad, sino en todo el universo. Por el contrario, los que no atienden son los humanos, y en especial los que conforman la clase política argentina.

Rodolfo Leandro Salomone

DNI 4.313.335

Patrimonio urbano

La ciudad de Buenos Aires tiene un centro de monitoreo urbano, con 7300 cámaras y 542 personas, entre policías y civiles, trabajando en el lugar. Sin embargo, esa cantidad de cámaras no sirve para monitorear y evitar los robos a las personas, estatuas y monumentos. ¿Cómo puede ser que con tanta tecnología nadie proteja de robos, decapitaciones y traslados los monumentos y estatuas? ¿Es que se olvidan que les pertenecen a todos y que nos alegran la vida, además de ornamentar los espacios públicos? No las abandonen.

María Carmen Arias Usandivaras

Asociación Civil Basta de Demoler

usandimari@gmail.com

En la red

Facebook

Pese a la mala imagen de la Justicia, la reforma es vista como inoportuna

"¡No es momento! Primero ocúpense del estado lamentable del país... muerte y miseria nos acechan..."- Adriana Sorrentini

"Reforma penal para buscar impunidad"- Dani Barchetta

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.