De los lectores: cartas & e-mails

(0)
23 de octubre de 2020  • 00:43

Reforma política

Desde que volvimos a la democracia muchos ciudadanos venimos pidiendo el fin de las listas sábana. Queremos elegir a quienes consideremos más idóneos para que nos representen, pudiendo tachar o agregar nombres, y no como ahora, que uno o dos candidatos que encabezan las listas arrastran a ilustres desconocidos que pueden actuar en forma vergonzosa, como lo hemos visto últimamente en el Congreso de la Nación. En una palabra, hay que mejorar el sistema de representación, ya que el pueblo no delibera ni gobierna sino a través de sus representantes y estos, más que por una disciplina partidaria, deben velar por los intereses de sus representados. Asimismo, considero que luego de la experiencia de esta pandemia, en la que millones de personas de toda condición han solicitado permisos de circulación, cobrado subsidios, comprado o vendido bienes a través de las redes de internet, debe instrumentarse sin dudas ni objeciones el voto digital, con sistemas de "fe de vida" y PIN de seguridad similar a los bancarios. De esa forma evitaremos millones de pesos en gastos innecesarios de circulaciones, vigilancias, boletas y escrutinios, y acabaremos con los fraudes, limpiando padrones y evitando coacciones presenciales a la hora de votar.

Jesús María Silveyra

DNI 11.045.065

Dos puntas

Una vez más el gobierno K ha demostrado que su camino político tiene dos puntas. En efecto, una de ellas es que la Oficina Anticorrupción decidió renunciar como querellante en todas las investigaciones por hechos de corrupción que comprometen a exfuncionarios y funcionarios actuales, por una decisión política interna y por falta de personal. Esto es así aunque el Observatorio de la Desinformación y la Violencia Simbólica en Medios y Plataformas Digitales (Nodio), bajo la tutela de la defensora del público, Miriam Lewin, incorporó personal y medios para este controvertido organismo. Incoherencia total: no querellan las causas de corrupción por falta de personal, pero lo incrementan en ese peligroso Nodio. Esa punta del camino se llama complicidad con la corrupción, como mínimo.

Por otra parte, en los anticonstitucionales juicios mal llamados de "lesa humanidad", el Gobierno interviene como querellante en todos ellos. Para eso sí tiene personal. Esa otra punta del camino se llama "venganza".

Mario Cabanillas

Presidente del Centro de Estudios Salta

DNI 11.282.776

Ganancias

Tardé once años en obtener sentencia firme por el reajuste de mi haber jubilatorio, pero la Anses no lo cumple. Un juez aceptó que pudiera embargar a la Anses y en 2019 conseguí que me paguen solo parte de la retroactividad, por la cual acabo de pagar a la AFIP el 35% de impuesto a las ganancias. La Anses sigue sin cumplir el fallo judicial, y no ajusta mi haber mensual, por lo que mes a mes se genera otra retroactividad. Si alguna vez consigo cobrarla, también deberé pagar el impuesto a las ganancias.

Hay un fiscal que acaba de disponer la eximición del pago de ganancias a la vicepresidenta por las pensiones que recibe. Le pediría entonces a ese fiscal si pudiera actuar de oficio ante mi caso y eximirme a mí también del pago de ganancias. Sería justicia.

Roberto Arostegui

robertoarostegui48@gmail.com

Solución a la vista

Las variables macroeconómicas, lejos de estar estabilizándose, muestran una volatilidad cada vez mayor y frente a ese panorama el ministro Martín Guzmán pontifica que "el proceso de reconstrucción de confianza lleva tiempo. Es mantener un rumbo por varios meses. Y evitar errores no forzados" (sic). Guzmán es discípulo de premio Nobel de Economía 2001 Joseph Stiglitz en la Universidad de Columbia. Stiglitz sostiene una posición neokeynesiana con fuerte crítica a la economía de libre mercado y en 2007 dio a Hugo Chávez un firme apoyo conceptual a su política estatizadora.

Formado a la sombra de su mentor, el ministro Guzmán, no se da cuenta de que insistir en el mantenimiento de un rumbo heterodoxo de la gestión económica es justamente lo que amplifica y exacerba la desconfianza de los factores económicos.

Alberto Fernández debería tomar nota de que otros distinguidos miembros del Grupo de Puebla, como Evo Morales y Lula da Silva, hablaron a las muchedumbres de sus sueños de la Patria Grande impregnados de populismo chavista, pero en sus respectivos ministerios de Economía sentaron a economistas ortodoxos como Luis Arce y Guido Mantega, quienes durante años trabajaron para encauzar las economías de ambos países para beneficio de toda la población, pero en especial para las clases medias bajas y bajas.

Como siempre la solución está frente a sus ojos, pero no la ven o no la quieren ver.

Hernán Caballero

DNI 13.211.923

Fuerzas de seguridad

En lo que va del año han asesinado a 21 policías. En la década del 70, matar a un policía y robarle el arma se lo llamaba "gimnasia revolucionaria". El problema que hoy tenemos es que muchos de aquellos gimnastas están en el poder, y las fuerzas de seguridad no tienen respaldo político. Ahí está el caso Chocobar, como ejemplo.

Hilario Lagos

DNI 4.409.494

Tapabocas

Estoy sorprendida de que por lo general en los medios se diga y se escriba tapabocas. Hay que tapar la boca y la nariz. Aquí decimos barbijo, pero la palabra correcta es mascarilla. Así se dice en España.

Inés Dietl Bartolomé

omabartolome@icloud.com

En la red

Facebook

Tucumán. Lincharon al sospechoso del asesinato y la violación de una niña de 9 años

"Esto es consecuencia de un Estado ausente, jueces garantistas, los DD.HH., que defienden a los delincuentes, la gente ante la falta de protección y mala justicia actúa por cuenta propia. Es terrible"- Alicia Berlochi

"Estas cosas no pasarían si la gente confiara en la Justicia. Hoy tienen la seguridad de que un violador sale en un par de años (o meses...) y repite el crimen"- Martín Dimotta

"Cuando la Justicia cierra los ojos y se cruza de brazos la impotencia de las víctimas los convierte en victimarios"- Mirta Bocon

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.