De los lectores: cartas & mails

(0)
23 de febrero de 2020  

Carta de la semana

No lo tiene claro

El senador Snopek presentó un proyecto de intervención al Poder Judicial de Jujuy, para de esa forma -implícitamente- abrir camino a la liberación de la señora Milagro Sala, juzgada y condenada oportunamente por graves delitos de corrupción y maltratos físicos a personas bajo su dependencia. Según podemos entender, la función de los legisladores debe estar orientada a elaborar iniciativas que ordenen la convivencia y conlleven un beneficio para el bien de la comunidad. Por eso resulta difícil de entender que un legislador invierta su tiempo y el dinero de los contribuyentes -parte del cual integra su sueldo-, en un proyecto orientado a profanar la Justicia en beneficio de una persona condenada en juicio legal y con todas las garantías que la ley le otorga a cualquier ciudadano. Me quedo con la impresión de que el senador Snopek no tiene clara su función o no han sabido explicársela debidamente.

Carlos Alberto Blanco

DNI 4.313.685

Sociedad y delito

Hace varios años que colaboro en una ONG dedicada a la reinserción social de los presos a través de diversas capacitaciones, labor que me permitió advertir que la violencia producida en muchos delitos proviene de la misma raíz del delincuente: su familia, su educación y su entorno. En 2008, existían en Glasgow, Escocia, 120 bandas juveniles que incrementaron a grandes niveles los delitos con armas blancas, la mayoría producidos por "violencia recreativa", es decir, cuestiones territoriales o de poder ("aquí mandamos nosotros"), y dejaron miles de víctimas. El gobierno escocés decidió entonces, junto con las fuerzas de seguridad, implementar un programa multidisciplinario que abarca no solo al delincuente, sino a su familia, amigos y vecinos del barrio, con el fin de escuchar a todos sobre los motivos de tanta agresión y violencia. La llamaron "Iniciativa Comunitaria para Reducir la Violencia" y todos participaron: funcionarios, delincuentes, médicos, vecinos, sociólogos, etcétera, para crear un espacio de debate y contención sobre el tema. Además, lo consideraron un tema de salud pública. En diez años consiguieron bajar en un 73% los delitos de "violencia recreativa" y otros tipos de delitos.

Creo que es momento de que los argentinos probemos aplicar este tipo de convocatoria social para lograr el objetivo que todos buscamos.

Juan Maurette

juanmoret@gmail.com

Nivelar para abajo

Excelente el artículo de Juan Carlos de Pablo, que explica por qué el populismo, que se autotitula defensor de los pobres, no hace más que multiplicarlos. Cita a Adam Smith en La riqueza de las naciones, donde se dice que la prosperidad de un país pasa por el éxito de sus emprendedores. Si invierten sus ahorros, se capacitan, esfuerzan y toman riesgos, lo hacen únicamente en un sistema que les garantice una justa recompensa. Más que el gobierno les dé una mano, aquellos que pueden generar riqueza y empleo prefieren que les quiten los pies de encima.

Frente a la frustración que genera un gobierno que nivela para abajo, De Pablo cita al economista Albert Otto Hirschman, que en su libro: Queja y salida nos permite entender por qué nuestros jóvenes más capaces, ante la falta de oportunidades locales, deciden emigrar a los países desarrollados, que los reciben con los brazos abiertos.

Luis E. Luchía-Puig

luisluchiapuig@gmail.com

Clase media

Las medidas tomadas, y las que se anuncian, muestran la clara decisión de destruir a la pensante, independiente y molesta clase media.

Claudio I. Ribero

cribero@gmail.com

Deuda argentina

El analista político Joaquín Morales Solá insistió en atribuir al gobierno de Carlos Menem y, en particular, a la convertibilidad, "el gran aumento de la deuda argentina", en su artículo "Qué dejó la exposición de Martín Guzmán en el Congreso", publicado el 13 del actual. Nada más apartado de la realidad. En julio de 1989, cuando asumió Menem, el país estaba en hiperinflación, depresión económica y cesación de pagos. La deuda pública estaba en default desde 1987. Tras los primeros pasos de sus grandes transformaciones, estableció la convertibilidad, de la que fui autor intelectual, y dispuso una amplia reestructuración de la deuda pública, que venía de gestiones anteriores. La deuda local fue consolidada sobre la base de un proyecto del que también fui autor. La internacional con el sector privado se reestructuró íntegramente mediante el Plan Brady, cuya negociación se me encomendó, y la que manteníamos con las demás naciones fue renegociada en el marco del Club de París, que también tuve el honor de concretar. Como resultado de todo ello -y de otras políticas impulsadas por el ministro Cavallo- la república vivió más de diez años de estabilidad, prosperidad y respeto en el concierto de las naciones. No tuvo ninguna crisis de deuda en sus períodos de gobierno. La relación deuda/PBI y de pobreza fueron las más bajas de la democracia pos t 1983 (42% y 28%, respectivamente). Recibió el país sin reservas y lo entregó con más de 36.000 millones de dólares en el BCRA. La inflación era, entonces, inferior a la de Estados Unidos. La infraestructura, las telecomunicaciones, los servicios públicos domiciliarios y, en general, todo el país funcionaba normalmente, en un marco de libertad y respeto a las garantías constitucionales.

Solo a partir de reconocer la realidad, que es la única verdad, podremos resolver los desafíos del presente.

Horacio Tomás Liendo

DNI 11.498.733

Reactivar el consumo

Días atrás recibí una factura de la empresa EDEA por consumo de electricidad. Era un total de 882 pesos. Solo 445,27 correspondían al costo total de energía; el resto (433,45 pesos, casi el 50% del valor total de la factura) correspondía a impuestos.

Señor Presidente, señor gobernador de la provincia de Buenos Aires, antes de aumentar las tarifas debería analizarse qué hacer con estos impuestos distorsivos. Creo que sería bueno anularlos para reactivar el consumo.

Ricardo Albanese

DNI 14.007.801

Padre Fausto

En nuestro carácter de miembros de la comunidad agustiniana, egresados en 1979 del San Agustín de Buenos Aires y sabiendo de la decisión "superior" de trasladar al R.P. Faustino Noriega a un hogar en España, solicitamos a quien corresponda reconsiderar la decisión en virtud de lo caras e importantes que su presencia y compañía resultan para todos nosotros. Faustino es parte de nuestras vidas desde la infancia y él mismo contribuyó, tal vez más que nadie fuera de nuestras familias, a formarnos como buenas personas, agradecidas y comprometidas con el bien. Y haciendo honor a ese compromiso nos vemos obligados a comunicar esto y pedir que se reconsidere la decisión aludida. Lo consideramos nuestro deber como buenos hijos de "Fausto". Tal vez aceptó aquella sin exponer que se lo estaría privando de la más que merecida recompensa que representa la compañía y el agradecimiento de la legión de buena gente en la que dejó su huella, amigos que lo quieren y lo acompañarán siempre, así como permanentemente es requerido para un café, una comida o simplemente una charla espiritual con quien nos conoce "de toda la vida" y nunca más apropiada la expresión. Mantenerlo entre los suyos (y somos todos agustinianos gracias a él) será una perfecta manera de poner en hechos los preceptos que ponen el amor a Dios, el prójimo y toda su obra por encima de cualquier otra consideración mundana.

Confiando en la favorable acogida que tendrá la presente abrazamos fraternalmente a todos nuestros hermanos agustinianos invitándolos a sumarse a esta petición.

Eduardo R. González Fernández

DNI 14.900.505

Gustavo A. Schildknecht

DNI 16.062.305

Autos eléctricos

El suplemento Al Volante del sábado 8 de febrero incluyó un muy interesante artículo sobre los autos eléctricos. En líneas generales este tema puede agruparse en dos tecnologías: los autos eléctricos "puros" (que solo funcionan con uno o varios motores eléctricos y cuentan con una importante batería) y los autos "híbridos" (que cuentan con un motor eléctrico, motor a explosión tradicional y una pequeña batería). Para el medio ambiente de las ciudades los eléctricos puros tienen ventajas indudables, dado que generan ningún tipo de contaminación, pero cuando se analiza su influencia a nivel regional o mundial la situación es muy diferente. Ello se debe a que actualmente el 38% de la energía eléctrica que se genera en el mundo es en base a carbón, y en China esta proporción es del 67%; en Alemania, del 35%, y en Estados Unidos, del 28%. Conclusión: si en el futuro se producen importantes ventas de autos eléctricos puros, la demanda adicional de energía eléctrica va a originar un impacto ambiental muy negativo a menos que se encaren cuantiosas inversiones para sustituir el carbón por otras fuentes menos contaminantes.

Federico Cibils Madero

DNI 4.395.025

En la red

Facebook

Los audios de los acusados del crimen de Villa Gesell

"Hay algo llamado conciencia... ¿No se dan cuenta? Y cómo se vive con tremenda culpa", Liliana Alicia Pasqualino

"¡Esta es la declaración! No hace falta que hablen ante el fiscal ni el juez. Con esto ya basta y sobra", Patricia Sulsenti

"¡Qué impotencia! ¡Pudo ser nuestro hijo el muerto!", Mirtha Ramírez

"¡ Qué horror! ¿Qué tienen en la cabeza? Me daría dolor y vergüenza que fueran mis hijos", Marce Sánchez

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.