Cartas de lectores

Bartolomé Mitre
Bartolomé Mitre LA NACION
Estos sos lso títulos de las cartas publicadas hoy por La Nación : El día del Médico, Gracias doctor, Un poquito o algo, Madero y San Martín, Actitud inteligente, Abrirlas es mejor, No hay problema ético, El salón literario.
(0)
3 de diciembre de 1999  

Señor Director:

"El 3 de diciembre de cada año se celebra en la Argentina y en otros países de América latina el Día del Médico. Se trata de un homenaje al doctor Carlos J. Finlay, nacido el 3 de diciembre de 1833 en La Habana, Cuba.

"Fue un investigador sacrificado y tenaz, que descubrió que el mosquito "Culex mosquito" es el transmisor de la fiebre amarilla. Esta cruel enfermedad asolaba vastas regiones del globo. Cuba y los países vecinos eran víctimas de esta infección, que cobraba millares de vidas.

"En 1881, Finlay hizo su primera presentación en la Conferencia Sanitaria Internacional, efectuada en Washington, como representante de Cuba y Puerto Rico. Sus argumentos no fueron aceptados.

"A fines del siglo, la enfermedad multiplicó las muertes y los médicos norteamericanos habían ensayado todos los métodos sin conseguir reducir el mal. Faltaba aún comprobar la teoría de Finlay. En 1900, el mayor médico Walter Reed ordenó que la comisión americana pusiera en marcha la teoría. Voluntarios y soldados murieron en la comprobación, pero al cabo de los años, a pesar de la incredulidad, la teoría del sabio cubano fue aceptada.

"Para que no haya dudas sobre quién fue el que encontró la etiogenia de la fiebre amarilla, transcribo el juicio del Congreso Internacional de la Medicina, con sede en Roma, el 20 de septiembre de 1954: "Ratifica una vez más, que sólo el doctor Carlos J. Finlay, de Cuba, es el único y sólo a él le corresponde el descubrimiento del agente transmisor de la fiebre amarilla y a la aplicación de su doctrina, el saneamiento del trópico".

"El 3 de diciembre, el Día del Médico, es un homenaje a la Ciencia y a la confraternidad americana. Es un día más para que los médicos hagan una toma de conciencia. Una fecha para los recuerdos y responsabilidades."

Gracias doctor

Señor Director:

"¡Gracias doctor! En este, su día, a todos y cada uno de los que de la medicina hicieron un apostolado. A los que ya no están, los inolvidables Celestino Jorge Lebrón, cirujano y editorialista del viejo diario La Prensa; Valentín Oscar Visillac, pediatra; Oscar Ivanisevich, cirujano plástico; Luis Samengo, oncólogo, Pepe Vilella, clínico; y a todos los que al igual que ellos -y gracias a Dios-, la ciencia no les hizo olvidar que los pacientes somos cuerpo y alma.

"Que para bien de sus enfermos, los jóvenes dedicados a tan noble y sacrificada profesión, sigan la senda del viejo médico de familia."

Un poquito o algo

Señor Director:

"He leído la carta del presbítero Eduardo De la Serna "¿Menem lo hizo?" publicada en La Nación el 28/11. Es evidente que el señor presbítero tiene, sin duda, una concepción muy particular de la Iglesia y de su constitución jerárquica. En primer lugar, con un tono irónico y despectivo, descalifica la canonización del primer santo argentino, atribuyéndola a supuestas maniobras políticas que, una vez más, habrían "engañado" al Santo Padre.

"Resulta, por lo demás, bastante curioso que, si el propio Santo Padre, en la homilía pronunciada en San Pedro el 21 de noviembre, hizo referencia a la nacionalidad argentina del santo, diferenciándolo de sus compañeros españoles, el presbítero De la Serna atribuya dicho carácter a la "obra y gracia de don Saúl". Evidentemente, para De la Serna, Su Santidad es un hombre al que, sistemáticamente, le imponen discursos no queridos, le cambian las cartas que envía y lo manipulan políticamente. No obstante, en todo el mundo se valora a Juan Pablo II como uno de los más lúcidos estadistas del siglo. Yo, naturalmente, me incluyo entre quienes comparten esta segunda opinión.

"Por otra parte, el presbítero De la Serna se atribuye, con muy poca humildad, el carácter de "censor", juzgando sobre lo que la Iglesia debería hacer o dejar de hacer. Entre otras atribuciones, De la Serna ha decidido que puede proclamar o revisar canonizaciones, erigiéndose en intérprete de la "canonización popular". Tal vez, De la Serna querrá darle instrucciones al Santo Padre y a la Congregación de las Causas de los Santos acerca del modo de llevar adelante las mismas. Evidentemente, la Iglesia debió esperar 2000 años para que el presbítero Eduardo De la Serna pueda transmitirle la "verdadera voluntad del pueblo".

"Por último, De la Serna se permite poner en duda las convicciones cristianas de dos fieles católicos: el presidente Menem y quien escribe. A la gravedad de tales afirmaciones, se le agrega una pretendida analogía con la represión ilegal de 1976-83. La mejor respuesta que puede darse a este verdadero insulto son las paternales palabras de Su Santidad, al recibir al doctor Menem y al suscripto en audiencia de despedida: "Gracias por todo lo que hizo por la Iglesia y por su país". Seguramente, Su Santidad tiene una idea más clara que De la Serna respecto de lo que es el bien de la Iglesia.

"Concluyo estas breves líneas recordándole a De la Serna que el origen del pecado original fue la soberbia y, empleando las mismas palabras usadas por él en una carta anterior, lo exhorto vivamente a que, antes de publicar otra carta de lectores, tenga la bondad de leer "un poquito de teología o algo de catequesis"."

Madero y San Martín

Señor Director:

"Cruzar esa esquina es suicida, más si uno va encima de una bici.

"La línea personal que sirve para detenerse frente a ella cuando el semáforo marca rojo, no existe, mejor existe, pero no se le lleva el apunte.

"Los camiones con sus kilométricos acoplados forman una muralla inexpugnable, y van avanzando sin descanso; los automovilistas, en la retaguardia, aprovechando la "apiolada". Esa es nuestra "cultura vial".

"¡Una solución para esa esquina! ¿Tendremos que pagar, además del semáforo, a un policía que haga respetar el semáforo?

"Es indudable que se debe ser más severo con las reglas de tránsito, no se debe permitir semejante atropello. Si no tienen cultura, que la paguen, ¡a ver si la aprenden!"

Actitud inteligente

Señor Director:

"El 10 de diciembre próximo asumirá nuestro nuevo presidente.

"Y digo "nuestro" porque es de todos y no de quienes lo votaron solamente. Eso incluye a los que lo desearon y a los quinientosuno , así como a todos los demás.

"¿No sería una actitud inteligente evitar hacer esta vez una manifestación popular como las que se han hecho siempre acompañando al presidente por la Avenida de Mayo hasta la Casa de Gobierno a tomar el cargo, haciéndolo directamente sin ningún coche abierto que busque aplausos por la calle que nos trae tantos recuerdos tristes?

"Es decir: ¿necesita en alguna medida el presidente el aplauso para trabajar como corresponde?

"¿No ha sido la búsqueda de esos aplausos de la gente que llenara a la Plaza de Mayo la causante de tantos desaciertos como los que logró Galtieri, entre muchos otros, con el costo de muertes como las que sufrimos entre otras diferentes cosas, que motivaran en definitiva el atraso que vivimos, y no han ayudado a confundir dichas manifestaciones a lo justo y lo acertado con lo que infantilmente un chico desea conseguir de inmediato, no importa lo que esto cueste, engañado por alguien que le transforma brillantes por cuentas de vidrio de colores?"

Abrirlas es mejor

Señor Director:

"La igualdad de oportunidades quiere decir que "los diversos sistemas de la sociedad, el entorno físico, los servicios, las actividades, la información y la documentación se ponen a disposición de todos, especialmente de las personas con discapacidad".

"Esto supone que las necesidades de las personas con discapacidad tienen igual importancia que las de las demás personas y que esas necesidades deben constituir la base de la planificación de la sociedad y que todos los recursos han de emplearse de manera de garantizar que todas las personas tengan las mismas oportunidades de participación en la sociedad.

"Pero a pesar de todos los esfuerzos realizados, en la práctica la mayoría de las personas con discapacidad está excluida de la vida ordinaria y así experimenta ser de otra categoría.

"La igualdad de oportunidades es un valor fundamental para la sociedad democrática. Si esto no se da, debería hacerse un replanteo básico, ya que esta desigualdad pone en tela de juicio el principio democrático esencial como es el de la igualdad de las personas, de sus derechos y obligaciones.

"Creo que lo que permite esta situación es la falta de conciencia sobre esta problemática en todos los que conforman la sociedad incluidas las personas con discapacidad. Por esto afirmo la necesidad de "un cambio en el entorno social para que se pueda dar la igualdad de oportunidades", irrefutable reflexión del padre Pablo Molero.

"A la que yo, "hombre" desde mi silla de ruedas respetuosamente adhiero y agrego: juntar las manos está muy bien, pero abrirlas es mejor."

No hay problema ético

Señor Director:

"En estos días, dos cartas de lectores cuestionaron el problema ético de extraer espermatozoides del cadáver de un infortunado joven, ciudadano español, quien falleció en plena luna de miel en un hotel porteño. El juez, con muy buen criterio y con una celeridad inusual, permitió a la desesperada viuda este procedimiento, que un médico intachable realizó.

"El profesor doctor Manuel L. Marti, de cuya capacidad profesional ciertamente no existe duda alguna, pero carece de sentimientos humanos, alega su repulsa a este acto alegando que no hay constancia del consentimiento del fallecido, esta aseveración absurda _por ser imposible_, salvo que el señor doctor profesor consiga del Congreso de la Nación que se incluya en el contrato matrimonial de cada pareja una cláusula insólita -por cierto- de prevenir esta infausta eventualidad.

"El señor E. Martiré, en carga del mismo tenor, llegó al extremo de querer condenar al facultativo por su crimen "monstruoso" a sufrir las consecuencias traumáticas hasta su muerte, y más allá de ella por el juicio divino.

"La inmensa mayoría de la gente común -cuya opinión no se rige por dogmas arcaicos sino por un sano sentido común-, felicitamos al juez y absolvemos al médico de toda culpa, aseverando, que (por lo menos por este motivo) pueda dormir tranquilo hasta el fin de sus días.

"La valiente viuda (sollozante, según el lector Martiré), merece nuestra total admiración, ya que ella, mediante un acto sublime, quiso dar todo su amor, que no pudo brindar en plenitud a su difunto esposo, a un hijo, para prolongar en parte la vida.

"Sostenemos que no existe tal problema ético, cuando lo que importa es el amor, los sentimientos y la deseable comprensión y tolerancia entre los seres humanos."

El Salón Literario

Señor Director:

"Leí la carta enviada por el señor brigadier (RE) don Carlos French, con referencia a Juan Manuel de Rosas, publicada en La Nación el 20 de noviembre.

"Noto que el señor brigadier da como ejemplo de las nuevas ideas culturales que penetran en el país la apertura, en junio de 1837, del Salón Literario, fundado por mi bisabuelo en su librería. Esto es muy cierto, pero debo destacar que, desde un principio, Rosas expresó su disconformidad, ya que por intermedio del doctor Maza, recriminó a don Vicente López y Planes su asistencia a la "función de los muchachos reformistas y regeneradores".

"El 19 de mayo de 1838 cierra la librería por directiva del propio Rosas, de "liquidar pronto y totalmente" el establecimiento que cobijó al Salón en su breve vida y había desagradado al régimen y a su jefe.

"El 23 de junio de 1838 unos treinta jóvenes del Salón Literario, con Echeverría a su frente, fundan la Asociación de la Joven Argentina, luego nombrada Dogma Socialista de la Asociación de Mayo, más generalmente conocida como La Asociación de Mayo.

"En octubre de 1838 sus componentes tienen que emigrar."

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.