La muerte, tema tabú

Pablo Sirvén
Pablo Sirvén LA NACION
(0)
31 de octubre de 2018  

Siendo algo tan habitual, tenemos una pésima relación con la muerte. O es fuente de nuestras más tenebrosas fantasías o nos deprime porque al retirar de la escena a seres queridos nos recuerda que algún día también vendrá por nosotros. Semana lúgubre esta si las hay: esta noche es Halloween; mañana, Día de Todos los Santos y pasado, Día de los Fieles Difuntos.

No hay un lugar mejor (o peor) para comprobar la vitalidad -valga la paradoja- de la muerte que la capilla del cementerio de la Chacarita. Impresiona ver la llegada de coches con ataúdes, uno detrás del otro, como si vinieran de una guerra o una peste.

En un auditorio de Brujas 1300 personas recientemente aplaudieron el Réquiem, de Mozart. Mientras la orquesta ejecutaba la obra, se proyectaba en blanco y negro la muerte real y voluntaria de una defensora de la eutanasia. Ese ejercicio de naturalizar el fin de la vida también lo intenta Kathryn Mannix, en su libro Cuando el final se acerca, al hablar de "la sabiduría de la muerte" porque ella, tan denostada, hasta puede llegar a ser "amable e indolora".

Con filosofías y religiones en retroceso, la sociedad actual opta por darle la espalda y negarla lo más posible. Pero eso a ella no la detiene ni le importa y continúa con su metódica tarea sin hacerse el menor drama.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.