La guerra comercial desaceleró el crecimiento del mundo

Emilio Cárdenas
Emilio Cárdenas PARA LA NACION
(0)
24 de octubre de 2019  • 01:43

El Fondo Monetario Internacional acaba de advertir a sus Estados Miembros que el crecimiento económico del mundo será este año el menor desde la crisis financiera del 2008/9. Al hacerlo, calificó a la situación económica del mundo de "precaria", lo que atribuyó sustancialmente a que la "guerra comercial" entre los EE.UU. y China ha afectado la confianza de los inversores en todo el mundo, destacando que los flujos comerciales internacionales están hoy estancados y que los bancos centrales hacen esfuerzos para estimular el crecimiento en sus respectivas economías.

Al formular ese pronóstico, bastante negativo, solicitó a las dos naciones que están enfrentadas en la mencionada "guerra comercial" que cesen sus hostilidades, de modo de restablecer la confianza en sus actores económicos.

Para el FMI la economía del mundo crecerá tan sólo el 3% este año. Esto es un 0,3% menos que lo que se preveía hace tan sólo seis meses.

Pese a lo antedicho, el FMI mostró algo más de optimismo respecto de lo que supone sucederá el año próximo, para el que -en cambio- proyecta un crecimiento mundial de 3,4%, siempre y cuando las economías de Turquía, Irán y de nuestro país consigan evitar problemas graves. Y las de México, Brasil y Rusia mejoren sus respectivos niveles actuales de actividad económica.

Al considerar las cuatro economías más importantes del mundo, esto es las de los EE.UU., China, Unión Europea y Japón, el FMI comentó que no anticipa una mejora en sus actuales tasas de crecimiento que pueda ocurrir en el próximo quinquenio.

Cabe recordar que la economía de China está creciendo al 6,1% anual, con un ritmo decreciente que según las estimaciones del FMI será del 5,5% en el año 2024. El más bajo de los últimos 30 años, por cierto.

A la desaceleración china, el FMI en sus proyecciones agrega la de los Estados Unidos, que supone generará un crecimiento del 2,4% del PBI este año y de sólo el 2,1% el año que viene.

Respecto de Europa, atento el debilitamiento de la economía de Alemania, el FMI proyecta para este año un crecimiento del 1,2% del PBI, que trepará al 1,4% del PBI el año próximo.

Para los expertos del FMI, el debilitamiento de la economía mundial es fruto, sustancialmente, de la caída de actividad del sector manufacturero y del debilitamiento de los intercambios comerciales. Para el FMI, el sector servicios -en cambio- no ha sido afectado por la referida caída del nivel de actividad y la confianza de los consumidores se mantiene todavía en niveles razonables.

La antedicha es, en síntesis, la visión actual del FMI del futuro cercano de la economía mundial y su evolución. Si bien es un pronóstico más bien pesimista, está todavía lejos de conformar una descripción general de corte agorero.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.