Del ecocidio suicida a la lógica ecológica

Pedro Moreno
Pedro Moreno PARA LA NACION
(0)
23 de febrero de 2019  

"Respirar en Buenos Aires enferma y mata". Esa es la conclusión del estudio que Greenpeace hizo sobre la calidad del aire de una ciudad que no hace honor a su nombre. La polución proviene especialmente de los motores a combustión interna, ya que despiden dos componentes muy tóxicos. Esto coincide con lo que asegura la OMS: el 90% de las personas respira aire insalubre, lo que produce millones de muertes al año. Sin embargo, las automotrices siguen con su negocio y -si tenemos dinero para llenar el tanque- andamos cómodamente en nuestros vehículos, sin reparar en los daños que ocasionamos desde los caños de escape. Como indica la ONG que reclama "aire limpio ya", el NO2 y PM2.5 que terminan en nuestros pulmones pueden provocarnos EPOC, ACV, cáncer o enfermedades cardíacas. A su vez, con los gases de efecto invernadero alteramos el clima.

"Última llamada de la ONU para evitar un cambio climático catastrófico" tituló este diario la noticia de que el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) expone en su nuevo informe los numerosos impactos climáticos que están ocurriendo y que podrían acentuarse si las temperaturas aumentan más de 1,5° respecto de la era preindustrial. Allí se insiste en la urgencia de encarar grandes transformaciones en sectores como la energía, dado que el carbón, el petróleo y el gas -además de ensuciar el aire que respiramos- emiten el 75% de los gases de efecto invernadero (los principales son el CO2 y metano) que se acumulan en la atmósfera por siglos y van recalentando el planeta. Parecería que la fascinación por la tecnología y la confortabilidad están distrayéndonos de la injerencia que tiene la sociedad de consumo -dependiente de la quema de fósiles- en el derretimiento de los polos e incremento del nivel de los mares, olas de calor e inundaciones, sequías e incendios, especies empujadas a su extinción, etc.

"Tanto la naturaleza como la biodiversidad están desapareciendo a un ritmo alarmante". Esta es la síntesis de un trabajo del Fondo Mundial para la Naturaleza (World Wild Fund, WWF), en el que se constata que en 45 años la fauna silvestre se redujo en un 60% y que en Sudamérica la merma de vertebrados fue de 90%. También denuncian que la actividad humana no sostenible, fundamentalmente la agropecuaria, está llevando al límite a los sistemas naturales, con una sobreexplotación de los recursos como si dispusiéramos de 1,7 planetas. E instan a que los gobiernos hagan un acuerdo bajo la Convención de Diversidad Biológica, para revertir la dramática pérdida de naturaleza. ¿Por qué nos costará tanto darnos cuenta de que no hay futuro con climas desestabilizados, ríos y océanos agotados, suelos degradados y bosques arrasados? Quizás estén operando los dichos "ojos que no ven, corazón que no siente" y "no hay peor ciego que el que no quiere ver", sobre todo en los que están ensimismados en sus modernas urbes.

"Estamos bailando en la cubierta del Titanic". Carlos Merenson, director de biodiversidad, eligió esta metáfora para ilustrar la gravedad de la crisis ecosocial, en un planeta al que estamos vaciando de recursos y contaminando de múltiples maneras, con una brutal destrucción de ecosistemas y un calentamiento global galopante. Mientras pronostica que la realidad hará colapsar el modelo basado en la utopía del crecimiento infinito y el consumismo, este experto en ecología política señala que dicha ideología concibe la economía como un sistema que cumple las leyes de otro mayor, el ecológico, siendo claves la agroecología y las ecoenergías, con austeridad, eficiencia, equidad y suficiencia. En la medida en que tomemos conciencia del ecocidio suicida que estamos cometiendo y comprendamos que el mejor camino es el de la lógica ecológica, pasaremos del individualismo a la solidaridad, del militarismo al pacifismo, de la máxima rentabilidad a la producción sustentable y del consumismo derrochador al consumo responsable.

"El ser humano, cegado por el espejismo de la tecnología, ha olvidado las verdades que están en la base de su existencia; mientras llega a la Luna, mata el oxígeno que respira, el agua que bebe y el suelo que le da de comer, y eleva la temperatura del ambiente sin medir sus consecuencias". Este es un tramo de un mensaje de Perón en 1972, en el que llama a una acción mancomunada internacional para invertir la marcha suicida que la humanidad emprendió mediante sistemas sociales de despilfarro masivo y la producción de bienes superfluos con obsolescencia programada. Después de cuestionar a la agricultura que pretende reemplazar con químicos a los ciclos biológicos y al transporte que debería adoptar el motor eléctrico, aboga por el surgimiento de una convivencia biológica dentro de la humanidad y entre esta y la naturaleza. Este documento nunca se tradujo en políticas públicas, por lo que harán falta ciudadanos comprometidos que las exijan para que una Argentina sustentable se haga realidad.

"No pensemos solo en la posibilidad de terribles fenómenos climáticos o grandes desastres naturales, sino también en catástrofes derivadas de crisis sociales, porque la obsesión por un estilo de vida consumista, sobre todo cuando unos pocos pueden sostenerlo, solo podrá provocar violencia y destrucción recíproca". Este es un extracto de Laudato si, donde el Papa afirma que el orden económico y el paradigma tecnocrático están causando tanto la pobreza extrema y las inmensas desigualdades como la depredación planetaria y el calentamiento global. A su vez, plantea que esta problemática socioambiental es la eclosión de una crisis espiritual. Si bien subraya la importancia de involucrarse en lo local para la búsqueda de soluciones, Francisco nos invita a una profunda conversión ecológica, en la que se conjugan la paz interior, la fraternidad con los demás y la armonía con todos los seres vivos. Los optimistas creemos que, cuanto más negro veamos el panorama, mayor será la probabilidad de que despertemos y nos lancemos a construir un mundo nuevo, en el que se irá consolidando una verdadera civilización del amor.

Conductor del programa Integrantes por la emisora AM 1220

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.