Relatos olvidados: magnicidios frustrados (I). El atentado contra Manuel Quintana