Reseña: Las palabras en las cosas, de Pablo Manolo Rodríguez

Cecilia Macón
(0)
4 de agosto de 2019  

¿Qué resta de lo humano? O, mejor, ¿es sensato aún realizar esa pregunta? En un presente marcado por la inteligencia artificial, el Internet de la cosas y la invasión de los algoritmos sobre lo que solían ser nuestras decisiones, se multiplican las páginas dedicadas tanto a celebrar como a indignarnos ante un proceso que tiene más raíces en el pasado de lo que se supone. Las palabras en las cosas traza un análisis que no se sostiene en el efectismo ni en la profecía, sino en un desarrollo conceptual minucioso que busca los orígenes de estas transformaciones en el siglo XVIII.

Pablo Manolo Rodríguez, investigador del Conicet y profesor de la UBA, es el intelectual argentino que probablemente mejor encarna las posibilidades casi infinitas que genera el estudio de las ciencias de la comunicación. A caballo entre la teoría crítica, la filosofía, los media studies y la lingüística, su perspectiva agrega un maridaje adicional: el que establece con las ciencias duras, particularmente la biología molecular. Es en esa intersección donde, guiado por la tríada compuesta por Foucault, Deleuze y Simondon, encuentra el marco ideal, más que para responder preguntas, para ayudarnos a comprender fenómenos como la Primavera Árabe o los gilet jaunes por nuestros propios medios.

Rodríguez muestra la centralidad de la información en esta instancia poshumana marcada por la posmodernidad. Somos, dice, pura información. Hay aquí una suerte de advertencia: la pregunta sobre lo humano puede ser aún sensata, pero carece de sentido.

Las palabras en las cosas

Pablo Manolo Rodríguez

Cactus

512 páginas

$ 780

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.