Justicia a dedo

Jorge Urien Berri
Jorge Urien Berri LA NACION
(0)
11 de septiembre de 2016  

"Hay manejos inadecuados de los códigos de acceso de los usuarios del sistema."

(De una fuente del juzgado de María Servini de Cubría, quien investiga si se manipulan los sorteos de jueces.)

Se intuía, se sospechaba, en realidad se sabía y ahora se confirmó: los famosos sorteos de causas en la justicia federal pueden ser trampeados a voluntad sin inconvenientes.

Lo comprobó la jueza María Servini de Cubría durante un allanamiento a la Dirección de Informática del Consejo de la Magistratura, y ahora una fuente de su juzgado resumió los hallazgos: manejos inadecuados de los códigos de acceso al sistema informático, ausencia de control cruzado en la concesión de accesos remotos y cámaras de seguridad ubicadas de tal manera que dejan puntos ciegos.

Si la historia de la humanidad es la lucha de la inventiva contra las fuerzas del azar, la justicia argentina emerge victoriosa con todo su ingenio.

Los sorteos pueden trucharse pero, ¿se truchan? Así como en nuestro fútbol hay referís bomberos, ¿también hay jueces bomberos que inmerecidamente quedan a cargo de sumarios decisivos porque alguien toqueteó con impudicia el sorteo hasta producir el nombre anhelado?

No lo duda la autora de la denuncia, Lilita Carrió, experta en la materia y cansada de observar que habitualmente le tocaban ciertos juzgados, como el de Sebastián Casanello, y muy pocas veces otros, como el de Servini de Cubría. Tampoco parece dudarlo la misma Servini, quien tras el allanamiento expresó: "Se debe investigar la manipulación de los sorteos."

Esa posibilidad, tan concreta, abre interrogantes. Por ejemplo, ¿qué ocurriría si Servini de Cubría averigua que fue trucho el sorteo que le otorgó esta investigación?

Si se confirma que nuestra Justicia abolió el azar en la asignación de los expedientes, ¿habrá que declarar huérfanas a las causas digitadas? ¿Con qué ADN se podría identificar a los jueces que habría elegido un sorteo transparente? Y, una vez identificados, ¿aceptarían hacerse cargo de hijos adolescentes o mayores de edad, algunos de los cuales ya dieron a luz causas derivadas?

Decretada la orfandad de un sumario, ¿podrá entregarse en adopción? Y en este caso, ¿estarán de acuerdo las causas huérfanas en desprenderse de los magistrados que con tanto empeño las acunaban hasta sumirlas en un largo y plácido sueño?

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.