Reseña: Contra la tentación populista, de Slavoj Zizek

La astucia de las ideas bien planteadas
Nicolás Mavrakis
(0)
14 de abril de 2019  

Contra la tentación populista rescata de la enérgica cantera del filósofo Slavoj Zizek (Eslovenia, 1949) dos artículos publicados por la Universidad de Chicago: "Contra la tentación populista", editado en inglés en 2006, y "La melancolía y el acto", editado en 2000. A pesar de una distancia de casi dos décadas desde que Zizek pensó y escribió estas piezas en su contexto original, e incluso de la unión (algo caprichosa) entre uno y otro en un mismo libro, el conjunto logra demostrar por qué la relevancia de una buena discusión depende, en especial, de la astucia con la que logran plantearse sus ideas.

En este caso, el eje central es la ideología del populismo (y sus tensiones con la democracia, el fascismo y con categorías como "pueblo" y "clase trabajadora") y el interlocutor preferencial para el debate es el politólogo argentino Ernesto Laclau (1935-2014), autor de La razón populista y protagonista de "un fructífero intercambio intelectual aunque sin plenas coincidencias" durante los años en que Zizek lo visitó en la Universidad de Essex, como recuerda el argentino en su prefacio a El sublime objeto de la ideología, el primer libro del filósofo esloveno.

Más teórico que lo habitual pero con un sesgo eminentemente polémico, Contra la tentación populista es una muestra de que aún en su versión "académica", Zizek nunca reduce el pensar a las típicas manifestaciones de complacencia que imperan en "los aparatos institucionales de prestigio", como aclara en el agudo "Prólogo breve" en el que, bajo ataque de sus críticos, defiende su trabajo alrededor de las obras de Hegel y Lacan.

Contra la tentación populista, Slavoj Zizek, Godot, Trad.: C. De Nápoli, 107 págs./ $ 390

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?