La cohabitación de Fernández y Cristina, un sueño lejano

Daniel Bilotta
Daniel Bilotta PARA LA NACION
(0)
16 de noviembre de 2020  • 19:42

La designación de Ferraresi en el Ministerio de Hábitat marca un cambio en la distribución del poder en el Frente de Todos. Reconoce por primera vez a los intendentes del conurbano dos condiciones que podrían ser imprescindibles para sumarse al Gobierno: inserción territorial y poder de convocatoria. Monopolizadas hasta ahora por las organizaciones piqueteras representadas en la cartera de Desarrollo Social, gracias al interés del kirchnerismo en negar que sean cumplidas por los jefes comunales. Cristina y Máximo mantienen una tensión con los intendentes por el liderazgo en esa región desde 2009. Ferraresi fue aliado de ellos en esa disputa hasta diciembre de 2019, cuando vio insatisfecha la expectativa de ocupar el Ministerio de Infraestructura en la provincia de Buenos Aires. Ese distanciamiento fue acortado parcialmente el 10 de noviembre cuando les transmitió el ofrecimiento que le realizó Alberto Fernández.

Ninguno de los dos objetó esa incorporación que llega en un momento crítico para el conjunto de la coalición oficialista. El riesgo electoral que implica el ajuste sobre el gasto social que Guzmán propone en el presupuesto. Lo que vuelve más inquietante la pérdida de la hegemonía en el control de la calle. Por eso optaron por guardar silencio. Igual que con la suspensión de las PASO que promueve un sector del Poder Ejecutivo y el amparo judicial con el que los intendentes esperan acceder a una nueva reelección. Un comportamiento habitual para eludir pronunciarse antes de un desenlace. Ese es el contexto en el que el Presidente y su vice privilegiaron a la corporación de los intendentes por encima de la que conforman gobernadores y sindicatos, históricamente ligadas al peronismo pero perjudicadas por la conmemoración del 17 de octubre. O, más precisamente, por su debilitada capacidad de movilizar voluntades.

La prórroga de dos meses al decreto que vencía a fin de año e impone doble indemnización a los despidos fue la magra respuesta al documento que la CGT emitió el viernes contra la supresión del IFE, la ATP y el recorte a las jubilaciones

La prórroga de dos meses al decreto que vencía a fin de año e impone doble indemnización a los despidos fue la magra respuesta al documento que la CGT emitió el viernes contra la supresión del IFE, la ATP y el recorte a las jubilaciones. A los denominados Gordos e Independientes les preocupa el efecto nocivo de esa medida sobre eventuales inversiones que generen nuevos empleos. Los gremios kirchneristas festejaron la novedad. A los gobernadores afines a Fernández no les satisface que Ferraresi controle una caja de casi 200.000 millones. Un malestar que excede tomar su título de ingeniero civil como un antecedente insuficiente. Mantienen un ancestral enfrentamiento larvado con el peronismo bonaerense al que también asocian con el ministro de Obras Públicas, Katopodis. La parábola de los intendentes de Avellaneda y San Martín causa asombro a los caciques provinciales.

Sobre todo por la escala de valores tenida en cuenta para justificar su ascenso en la jerarquía del Estado. Representa el intento de defender la débil posición que sostienen en sus municipios frente al asedio de La Cámpora. Más que la confirmación de una fortaleza política, es la expresión del deseo de alcanzarla para detener el avance de esa organización. El rechazo del Presidente a la meritocracia parece un resultado lógico en este proceso. Máximo desea anexar Avellaneda a los distritos que ya controla: Quilmes y Florencio Varela. Berazategui, Lanús, Lomas de Zamora y Almirante Brown completan la lista de los que figuran dentro de sus expectativas en el sur y el este del conurbano. Además de Merlo, San Martín y Hurlingham en el oeste. Juan Zabaleta es el intendente más cercano a Fernández, El problema es que la calidad de la gestión de Mayra Mendoza y Andrés Watson complica ese plan de expansión.

Lo que puede facilitar una tregua entre esas facciones. Es la lectura sugerida a simple vista por la asignación de obras en el presupuesto que envió Kicillof a la Legislatura. Quilmes, Hurlingham y San Martín son los más beneficiados, con 1500 millones de pesos cada uno. Solo los superan La Plata (6100) y La Matanza (2935). Les siguen Florencio Varela (1310), Lomas de Zamora (1200), Almirante Brown (502) y Berazategui (451). Lejos de los recursos destinados a Vicente López (63) y Lanús (84). Sus intendentes, Néstor Grindetti y Jorge Macri, son los responsables de la primera y la tercera sección electoral en Juntos por el Cambio, que tiene a Zabaleta y a Katopodis como interlocutores. Los dos gestionaron el respaldo a la candidatura de Rafecas como procurador general. Joaquín de la Torre recomendó evitar un eventual acuerdo si Cristina y Máximo no forman parte de él.

De lo contrario, Juntos por el Cambio quedaría expuesto a una peligrosa paradoja. Cargar con la responsabilidad de sostener al Gobierno y dejar a los Kirchner la posibilidad de pasar a la oposición. La carta de los senadores del Frente de Todos al FMI parece confirmar la inquietud del exministro de Gobierno bonaerense. En la misiva de 33 puntos aparecida un día antes que la misión del Fondo se reúna con la oposición y a 48 horas del diálogo que mantuvo con Massa, se insta a ese organismo a "abstenerse de exigir o condicionar las políticas económicas de la Argentina en los próximos años". Al titular de la Cámara de Diputados le espera hoy una agenda cargada. Máximo convocó a una sesión extraordinaria para tratar el impuesto a la riqueza. Massa previó otra abreviada para aprobar la rectificación del presupuesto remitido por el Senado.

El reflejo de las preocupaciones de Cristina aparece condensado en el último párrafo de la carta. Propone al FMI reconsiderar los intereses y comenzar a pagarlos en 2025, además de una amortización en varias décadas para que no resulte "insustentable" la refinanciación de la deuda y para que "no impacten negativamente en la economía argentina y en la vida de su sociedad". En otras palabras, que el acuerdo no se interponga en la ejecución de la obra pública, plataforma electoral del Frente de Todos para 2021. Una curiosa mímesis con la de Juntos por el Cambio en 2019. Pero que tampoco interfiera en la promoción de la supuesta burguesía nacional. A través del gerente de Clear SRL, Juan Ignacio González Pedrozo, Cristóbal López depositó 440 millones de pesos, el equivalente a 5.280.000 dólares en la cotización oficial, para dejar firme su oferta por Oca.

La suma representa un millón y medio menos que el precio efectivo aceptado por el juez Juan Pablo Tejada sobre un total de 25 millones que López negocia pagar en un largo plan de cuotas. Si el 12 de marzo esa oferta no es superada, Clear se hará cargo de Oca. El rumor en el mercado postal es que una vez que ocurra será contratada para cubrir el servicio puerta a puerta que lanzó a mediados de octubre el Correo Argentino. Es decir que el Estado podría ser la fuente de financiamiento de esa inversión. Una operatoria con antecedentes, según relata Mariano Macri en Hermano. Después de estatizar el Correo en 2003, Kirchner cedió el servicio de logística a LDA, que lo prestó hasta 2012. La firma estaba integrada por Juan Navarro, titular de Oca, Franco Macri y Hugo Moyano. Su hijo Pablo liderará hoy la movilización de Camioneros a favor de la creación del impuesto a la riqueza. Una de las razones para que la cohabitación entre Alberto y Cristina sea un sueño cada vez más lejano.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.