Política y fe. La imagen positiva de Cristina, ver para creer