El suicidio del torturador Luis José León Estevez recuerda la siniestra era de trujillo. La muerte de un pimpollo