Transición. Las fracturas del mosaico kirchnerista