Donde hubo un bosque

Noelia Rivero
Noelia Rivero LA NACION
Fuente: Reuters - Crédito: Edición fotográfica Dante Cosenza
(0)
12 de marzo de 2019  

MUMBAI, INDIA.- En 1972, Ursula K. Le Guin editaba The Word for World is Forest, traducida aquí como El nombre del mundo es bosque. En esa novela, un planeta llamado Athshe, donde existen pueblos similares a los humanos pero en perfecta armonía con la naturaleza, es colonizado por terrícolas del futuro. Un futuro con una Tierra sin un solo árbol y cuyos habitantes se alimentan apenas de derivados de la soja, siempre. El acento crítico de la autora no solo estaba en los procesos coloniales y el patriarcado, sino también en la destrucción del medioambiente que ya se vislumbraba incontrolable. Si hoy ya es tarde o no para evitar ese destino, no lo sabemos. Pero en la foto esas miles de latas están siendo apiladas para su reciclado. El trabajo no debe ser el más feliz, pero feliz es que algo de toda la desmesura humana se ciña a la responsabilidad debida para con las generaciones futuras.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?