Un proceso concentrado de segregación social en la Ciudad

Eduardo Lépore
Jimena Macció
(0)
6 de enero de 2014  • 02:53

Las villas y asentamientos de la Ciudad de Buenos Aires son una de las manifestaciones más elocuentes de los contrastes que caracterizan a la principal metrópolis del país. Si bien su surgimiento se remonta a mediados del siglo XX, el acelerado incremento de su población ocurrido desde la recuperación de la democracia e incluso sostenido durante la actual etapa de crecimiento económico obligan a prestarles especial atención.

Durante las dos últimas décadas la población residente en barrios informales ha mostrado un marcado aumento que difiere con la dinámica demográfica de la Ciudad. Como resultado de ello no sólo el tamaño de la población en villas y asentamientos se ha triplicado respecto de 1990, sino también su participación en la composición poblacional, llegando a comprender alrededor de 165.000 personas, es decir, el 6% de la población de la Ciudad. Esto aún sin considerar que para estimaciones alternativas esas cifras podrían llegar al doble de lo informado.

En este proceso se ha acentuado el patrón de localización residencial en la zona sur, aumentando la concentración territorial de la pobreza y, con ello, la fragmentación espacial de la Ciudad. Datos recientes muestran que un tercio de la población en situación de pobreza por ingresos de la Ciudad reside en villas y asentamientos precarios. Buenos Aires enfrenta así un manifiesto proceso de segregación social que, en su caso particular, encuentra en las dinámicas de concentración de la pobreza uno de sus rasgos más notorios.

La evidencia encontrada a partir de la investigación llevada a cabo por el Programa de Estudios sobre Desarrollo Humano y Sociedad Civil de la UCA en barrios informales de la Ciudad es contundente sobre la magnitud de las brechas urbanas, que coloca a los pobladores de villas y asentamientos en situación de desventaja. El acceso a condiciones de habitabilidad adecuadas es uno de los aspectos en los que se encuentran mayores diferencias. El indicador más crítico es el de hacinamiento, dando cuenta de la elevada densidad poblacional en un contexto de incremento poblacional y carencia de espacio habitable. También lo son los relacionados a los riesgos ambientales de asentarse en terrenos inundables y/o contaminados.

En otros aspectos, las desigualdades surgen más de la calidad diferenciada de los accesos a los bienes y servicios. Es el caso de la educación, en cuyo ámbito las tasas de escolarización no presentan grandes brechas socio-territoriales (al menos en los niveles primario y secundario), pero sí la calidad de la educación recibida y la probabilidad de culminar los estudios formales son marcadamente diferentes para los niños y jóvenes que habitan en villas y asentamientos. También es el caso del empleo, dimensión en la que no se observan niveles muy diferenciados de acceso al mercado laboral, pero sí calidades de inserción muy dispares debido a la precariedad a la que se encuentran expuestos los trabajadores de barrios informales.

Las percepciones de los habitantes de las villas y asentamientos estudiados confirman estas estadísticas resaltando valoraciones relacionadas a las condiciones de cohesión social. Destacan que son la inseguridad y la violencia los principales focos de sus insatisfacciones cotidianas, ubicando ambas cuestiones muy por encima de la disconformidad respecto de la calidad o falta de servicios públicos o las malas condiciones de las viviendas –que son el segundo problema mencionado.

Estas circunstancias ponen de relieve los múltiples desafíos que debe enfrentar la gestión urbana para remover las condiciones de segmentación con la que operan mecanismos claves de inclusión social. El desarrollo de una estrategia dirigida a lograr la integración de los barrios informales y a la creación de entornos sociales seguros es una orientación de acción pública necesaria para asegurar el Derecho a la Ciudad a todos los habitantes de la Ciudad de Buenos Aires.

Los autores son coautores, junto con Ann Mitchell, Silvia Lépore y Emilse Rivero, del libro "Capacidades de desarrollo y sociedad civil en las villas de la Ciudad" (EDUCA, 2012)

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.