Nuevas formas de aprender

Alberto C. Taquini (h.)
Alberto C. Taquini (h.) PARA LA NACION
(0)
9 de junio de 2020  • 18:41

Frente a la imposibilidad de salir de casa, los estudiantes en edad escolar están dando continuidad al proceso de aprendizaje. Los docentes, junto a las familias, constituyen una red de salvataje para afrontar nuevos modos de vincularse con el conocimiento. Las escuelas y los docentes, con los medios que tenían (desde teléfonos y netbooks hasta aulas virtuales), enfrentaron de un día para el otro el desafío de construir y utilizar recursos didácticos que eran lejanos de su hábito.

La ley nacional de educación 26.206 prevé la habilitación de la educación a distancia aplicable para los distintos niveles y modalidades del sistema educativo en el sistema formal y no formal, pero solo a partir de los dieciocho años de edad; sin embargo, todos los estudiantes en edad escolar son nativos digitales. Este desafortunado momento ha hecho entrar por la ventana la educación a distancia en todos los niveles, haciendo primar el derecho a la educación por sobre las restricciones legales. La necesidad se convirtió así en la madre de la implementación, cuando al parecer todo ya casi inventado. Será en un paso a paso largo y con distintas velocidades y calidades de prestación de servicio propias de cada nivel.

Dado que la ley lo impide, que ocurre y que una parte indelegable del sistema educativo es cultivar las conductas sociales para el cumplimiento de la ley, el artículo que prohíbe la educación a distancia para los menores debe ser derogado. Si bien los condicionantes estructurales de alfabetización digital y conectividad deben ser mejorados, esta coyuntura excepcional nos muestra un terreno fértil para abrir el sistema a formas de enseñanza más flexibles y útiles a las distintas necesidades de los niños y las familias.

Allí donde se requiere el uso de una pc, el teletrabajo viene creciendo como opción y se impone como regla

La sociedad tiene experiencia en el uso de la tecnología de la comunicación en diversas actividades: home banking, e-commerce, plataformas de transporte y streaming. También acudimos a la comunidad digital buscando en tutoriales información para hacer por nosotros mismos algo que no sabemos. Allí donde se requiere el uso de una pc, el teletrabajo viene creciendo como opción y se impone como regla. Todo este acervo construye alfabetización digital permanente de la población y da lugar a un uso creativo de los recursos digitales compartidos.

Si bien mundialmente está más extendida la educación virtual en el nivel superior de la educación y en instancias no formales, la experiencia cotidiana del uso de la tecnología para el aprendizaje escolar implica una resignificación de los roles de toda la comunidad educativa que docentes, estudiantes y padres están construyendo en conjunto.

El esfuerzo de las familias en sostener un hábito y una rutina brindando las condiciones necesarias en el hogar para el estudio, además de las obligaciones laborales cumplidas mediante el teletrabajo, nos ha permitido en estos días que con la guía de los docentes se pueda llevar adelante la transmisión de contenidos y evaluación de logros. Esta rica experiencia tiene que servir para incorporar las TIC a la rutina del aprendizaje y redefinir los espacios escolares necesarios.

La educación virtual llegó para quedarse, la educación superior será distinta, los otros niveles se transformarán progresivamente. Hoy la responsabilidad política es modificar rápidamente las limitaciones legales que la práctica venció para habilitar otras formas de aprender de calidad, contemporáneas al modo de habitar cada espacio social, actuando en un marco jurídico correcto.

Equipo Nueva Educación

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.