Alejandro Vandenbroele seguirá preso en Mendoza y el juez asegura que aún no recibió el pedido de Cancillería para la extradición

El magistrado Walter Bento pospuso su decisión de liberar al supuesto testaferro de Amado Boudou; en Uruguay piden que sea indagado por lavado de dinero
(0)
24 de febrero de 2015  • 10:54

Alejandro Vandenbroele, el supuesto testaferro del vicepresidente Amado Boudou, seguirá preso en Mendoza y tampoco será extraditado por el momento a Uruguay, donde la Justicia lo investiga por lavado de dinero.

Se esperaba que el magistrado mendocino Walter Bendo decidiese hoy su excarcelamiento, pero pospuso esa medida, según consignó el canal TN. Al mismo tiempo, el juez informó que aún no recibió de la Cancillería, que dependen del ministro Héctor Timerman, el pedido oficial de extradición por parte de su par uruguayo Néstor Valetti.

Detenido en una pequeña celda sin luz solar, Vandenbroele pasó el fin de semana en los calabozos de la Unidad 32, en los subsuelos del edificio de los Tribunales Federales de Mendoza. Comparte ese espacio con varios detenidos por narcotráfico, contrabando y crímenes de lesa humanidad durante la dictadura.

Ayer, Bento informó que iba a esperar 24 horas más para liberar o no a Vandenbroele, luego de reunirse con el detenido y su defensor para notificarlo de su situación judicial. En paralelo, se tramita también la extradición a Uruguay, que podría demorar meses, e incluso años.

El juez Valetti, del fuero penal de la justicia uruguaya, especializado en el crimen organizado solicitó "la detención preventiva con fines de extradición, en principio por haber sido partícipe en delitos de precedente en blanqueo de capitales en su país de origen con la recepción y empleo de una importante suma de dinero en nuestro país, que no encuentra justificación alguna en negocios regulares que se vienen cumpliendo".

Hace casi tres años que la Unidad de Información y Análisis (UIAF), dependiente del Banco Central de Uruguay (BCU), investiga una dudosa transferencia de US$ 620.000 desde la compañía Dusbel SA hacia de The Old Fund, la firma que controlaba Ciccone, que luego pasó a llamarse Compañía de Valores Sudamericana. Las sospechas se acrecentaron por reportes de que Dusbel sólo hacía transferencias menores a 10.000 dólares.

Valetti ordenó dos veces la comparecencia de Vandenbroele en Montevideo a pedido del fiscal Gómez, pero el presunto testaferro de Boudou no se presentó a declarar.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.