Boldt despide a Ciccone con "profunda tristeza y dolor"

La empresa Boldt y su dueño, Tabanelli, publicaron avisos fúnebres para despedir a Ciccone
La empresa Boldt y su dueño, Tabanelli, publicaron avisos fúnebres para despedir a Ciccone
El dueño de la empresa del juego, Antonio Tabanelli, publicó hoy un aviso fúnebre para honrar a su máximo competidor, Héctor Ciccone, quien falleció anteayer
(0)
6 de junio de 2012  • 10:55

Héctor Ciccone, uno de los dos hermanos fundadores de la mayor imprenta gráfica de valores de seguridad del país, Ciccone Calcográfica, falleció anteayer, en la ciudad de Buenos Aires, a los 81 años, tras padecer un accidente cerebrovascular (ACV).

Hoy, su máximo competidor, Antonio Tabanelli, dueño de la empresa Boldt SA, publicó dos avisos fúnebres en el diario LA NACIÓN para despedirlo "con profunda tristeza" y "dolor" y rogar "una oración en su memoria".

Boldt

Su máximo crecimiento se forjó durante los noventa, época en que consiguió beneficios excepcionales. La primera contratación directa que obtuvo del gobierno de Eduardo Duhalde en la provincia de Buenos Aires fue en 1993.

Poco después, la empresa comandada por Tabanelli fue contratada para proveer en forma exclusiva el software para las máquinas tragamonedas de la provincia.

A partir de ahí, la empresa se expandió: consiguió desde la concesión del juego online hasta la del casino de Tigre -con un monopolio de 150 kilómetros a la redonda-.

El crecimiento de Boldt prosiguió durante las gestiones de Felipe Solá y de Daniel Scioli. Hoy, está a cargo de las operaciones de nueve casinos.

El derrotero de Boldt comenzó a sellarse en la era kirchnerista: el vicepresidente Amado Boudou denunció una operación en su contra orquestada por la empresa del juego.

La compañía fundada por la familia Tabanelli alquilaba la planta impresora de la ex Ciccone hasta que el contrato fue anulado por decisión de la Secretaría de Defensa de la Competencia.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.