Derechos humanos: apareció el testigo buscado en Tucumán

Osvaldo Argentino González había desparecido antes de declarar contra un comisario acusado de secuestro y tortura en el centro clandestino Arsenal Miguel de Azcuénaga
(0)
27 de mayo de 2009  • 13:02

Apareció Osvaldo Argentino González, sobreviviente de la represión ilegal de la dictadura en Tucumán, que estaba desaparecido desde ayer, pocas horas antes de ir a declarar como testigo contra un comisario acusado de secuestro y tortura en el centro clandestino Arsenal Miguel de Azcuénaga.

González, un desocupado de 63 años, había sido visto por última vez ayer, a las 6 de la mañana, cuando salió de la casa de una hermana y se dirigía a declarar al juzgado federal y a la fiscalía federal, donde también iba a pedir que lo incorporen en el sistema de protección a testigos en las causas por delitos contra la humanidad.

"Al parecer, estaba muy asustado porque lo habían amenazado y se escondió en la casa de otro familiar", confió a DyN Adriana Calvo, de la AEDD.

Por la mañana, Laura Figueroa, abogada de González, había denunciado que había sido visto por su familia por última vez a las seis de la mañana de ayer, cuando salió de la casa de su hermana. Hasta su aparición, se temía un secuestro por ex policías o militares represores de la dictadura.

El sobreviviente del centro clandestino de detención Arsenal Miguel de Azcuénaga se dirigía a los tribunales para declarar, a las 11 de la mañana, contra el comisario retirado Francisco Camilo Orse, que "está preso pero que sigue dirigiendo la patota desde la cárcel", según el colectivo humanitario Justicia Ya!.

González fue detenido en mayo de 1976 en un bar de la localidad de Ranchillos, donde presuntamente fue interrogado y golpeado por Orce.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.