El Gobierno da vía libre a los gobernadores a tomar deuda