Bromas y buen clima: el papa Francisco y Alberto Fernández se reunieron durante 44 minutos en el Vaticano