El titular de la Corte chilena garantizó imparcialidad

El presidente del amáximo tribunal trasandino, Marcos Libedinsky, descartó hoy que la extradición del ex presidente Carlos Menem se politice
(0)
23 de abril de 2004  • 16:35

SANTIAGO DE CHILE.- El presidente de la Corte Suprema chilena, Marcos Libedinsky, descartó hoy que la extradición del ex presidente Carlos Menem se politice y aseguró imparcialidad al político, que decidió defenderse desde Chile de dos juicios en su contra.

Después de que Menem faltara por cuarta vez a declarar ante los tribunales argentinos, el juez federal Jorge Urso libró el último martes una orden de captura internacional en su contra y envió un oficio a la Cancillería para que inicie los trámites de extradición ante el gobierno chileno.

En declaraciones a los periodistas en el Palacio de Justicia, Libedinsky afirmó hoy que el juicio de extradición contra Menem se debe ceñir al marco jurídico establecido en el Convenio de Montevideo sobre extradiciones que ambos países firmaron en 1933.

"Aquí, al revés de otros países en los que intervienen autoridades políticas o administrativas, una extradición no es nada más que de resorte judicial, así es que no hay posibilidades que se politice", subrayó.

Con esta opinión coincidió el ministro de Justicia, Luis Bates, que en declaraciones difundidas por Radio Cooperativa dijo que la solicitud contra Carlos Menem se verá "con el criterio de imparcialidad de los jueces y sin ninguna politización".

El ministro admitió que en el análisis de la extradición hay un elemento político pero aseguró que indudablemente "los tribunales resuelven de acuerdo a derecho, a los tratados internacionales, los convenios y los acuerdos bilaterales".

De acuerdo con la jurisprudencia chilena, el juez Jorge Urso tendrá que venir a Chile a interrogar a Menem ya que en la causa por las irregularidades en la licitación de las cárceles el ex presidente no ha declarado ni tampoco está procesado, como lo exige la ley local.

Según fuentes judiciales, esa será muy probablemente la decisión que adopte la Corte Suprema chilena, una vez que el pedido de extradición del magistrado argentino ingrese al máximo tribunal.

En cuanto a la orden de captura internacional contra Menem que además emitió el juez Urso, ésta no tiene ninguna posibilidad de cumplirse, pues Chile no tiene un acuerdo policial bilateral con la Argentina y además, porque en este país sólo se puede detener a una persona, sea nacional o extranjero, mediante una orden expedida por un juez chileno, según fuentes judiciales.

Informaciones desde Argentina señalaron que el pedido de extradición de Menem será enviado a Santiago los primeros días de la próxima semana.

Menem, de 73 años, que reside desde diciembre pasado en Santiago de Chile junto a su esposa, la chilena Cecilia Bolocco y su hijo Máximo Saúl, anunció el 13 de abril que no se presentaría a ninguna instancia judicial en la Argentina por no contar con garantías de un juicio justo.

El ex presidente está también procesado en una causa por ocultamiento malicioso de una cuenta bancaria en Suiza, a cargo del juez federal Norberto Oyarbide.

Fuente: EFE

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.