En 2002 habrá uno o dos planes sociales

El gabinete social busca la unificación
(0)
24 de agosto de 2001  

El gabinete social del Gobierno, que coordina el ministro de Desarrollo Social, Juan Pablo Cafiero, avanzó ayer en la unificación de programas de asistencia a la pobreza para que en enero de 2002 "queden uno o dos planes sociales fuertes y más eficientes".

Según confiaron a LA NACION los allegados a Cafiero, resultó novedosa la presencia en esa reunión en la Casa Rosada del ministro de Economía, Domingo Cavallo, y de su secretario de Hacienda, Jorge Baldrich. Sin embargo, quedó pendiente la discusión sobre posibles recortes de los fondos de ayuda social.

Cavallo y Baldrich, precisamente, son quienes tienen a su cargo la confección del presupuesto 2002, cuyas partidas podrían verse reducidas para el área social. El presupuesto, en rigor, tendrá como base el programa de déficit cero.

Ese criterio será el punto de partida que se debe cumplir a rajatabla en función del acuerdo entre la Argentina y el FMI para obtener la ayuda adicional de 8000 millones de dólares para superar la crisis financiera.

Cafiero planteó en la reunión que aspira a poner en marcha el Seguro de Inclusión Infantil (SII), como base de su acción social. Consiste en un ingreso de entre 50 y 100 pesos para cada una de las 900.000 familias indigentes, con el objetivo de sostener las necesidades alimentarias de los hijos. Ese subsidio sería entregado en forma directa a las madres.

El ministro Cafiero sostiene que ese plan depararía 1200 millones de pesos adicionales a su presupuesto actual, que ronda una cifra similar.

Esa opinión no es compartida por los colaboradores cercanos de presidente Fernando de la Rúa, según dijeron sus allegados a LA NACION.

El jefe del Estado sostiene que es necesario respetar el plan de déficit cero y, tal como dijo en el discurso que dio anteanoche por la cadena oficial, la herramienta idónea para mejorar la acción social es unificar los planes existentes.

Los cambios a esos programas se incluirían en el proyecto de presupuesto 2002, que elabora Baldrich y que será enviado el 15 del mes próximo al Congreso.

En la Sala de Situación de la Casa Rosada encabezó el encuentro el jefe de Gabinete, Chrystian Colombo. Participaron también los ministros de Salud, Héctor Lombardo, y de Educación, Andrés Delich, además de funcionarios del Ministerio de Trabajo, que conduce Patricia Bullrich.

Sin definición

El hecho de que los posibles recortes a los fondos de asistencia social son todo un tema de negociación interna en el Gobierno quedó de manifiesto en las declaraciones de Cafiero.

"De los recortes no se ha hablado ni tampoco de los temas presupuestarios porque todavía no es el tiempo y aún no tenemos los elementos para tomar ese tipo de definiciones", dijo.

Añadió que "se habló del tema de la organización y de los mecanismos administrativos para llegar de manera transparente y directa a los beneficiarios de todos los programas sociales".

Sobre la unificación de los planes, el ministro dijo que se trata "de un cambio que desde hace décadas falta en la Argentina".

En su encuentro con los periodistas, el funcionario frepasista sostuvo que se procura la "unificación de criterios y de políticas sociales de escala para llegar básicamente a los hogares que se encuentran en situación de pobreza".

Quienes rodean a Cafiero interpretan que la reunión fue positiva.

"Consideramos la organización y los mecanismos administrativos para llegar de manera transparente y directa a los beneficiarios de los programas sociales", finalizó el ministro.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?