Francia trazó "líneas rojas" ante un eventual acuerdo con el Mercosur