José López dejó la cárcel de Ezeiza, volvió a dormir y está con ayuda psicológica