Junto a María Eugenia Vidal y Elisa Carrió, Macri apuntó contra el "dedito disciplinador" de Alberto Fernández

Crédito: Captura de pantalla
Santiago Dapelo
(0)
15 de octubre de 2019  • 20:46

El presidente Mauricio Macri volvió a compartir un escenario con la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal y Elisa Carrió después de 65 días. Los tres participaron de la marcha del "Sí se puede" en la ciudad de Pergamino, e n la que llamaron a convencer a los "enojados" para "no tener de vuelta un dedito disciplinador" en la Casa Rosada.

Como adelantó LA NACION el último domingo, Macri hará foco durante estos días en lo que consideró un error estratégico de Alberto Fernández en el primer debate presidencial. "No queremos más prepotencia", lanzó desde el escenario, mientras cientos de personas levantaron sus banderas argentinas.

La encargada de abrir la ceremonia fue la líder de la Coalición Cívica. En una presentación de cinco minutos, Carrió defendió a la gobernadora, a la que describió como "un milagro para la provincia de Buenos Aires". Y agregó: "Si no hubiera sido ella habríamos tenido al narcotráfico. No nos perdamos a María Eugenia, bonaerenses. El miedo es lo opuesto a la fe, tengamos fe y no dejemos que el miedo nos lleve de nuevo al pasado".

Pasaron poco más de dos meses desde la última vez que compartieron un acto juntos, ese día, la fatídica noche de las PASO, después del golpe, Carrió salió al escenario para arengar a la tropa que no reaccionaba. Un segundo antes quiso sumar a Vidal, pero el ánimo de la gobernadora bonaerense era aún peor y salió raudamente rumbo a la sala de conferencias con el Presidente. La diputada, en soledad, hizo dio un discurso que pareció más un stand-up.

Vidal, en cambio, que se encamina al 27 de octubre con escasas chances de dar vuelta la elección -quedó debajo de Axel Kicillof por casi 20 puntos y no hay ballotage en la provincia-, aprovechó la oportunidad para lanzar algunas promesas electorales, como que bajará el impuesto de Ingresos brutos a cero, promoverá un plan de empleo joven y se comprometió a que 9 de cada 10 pesos del Banco Provincia sean para financiar a las Pymes.

La mandataria bonaerense también se enfocó en la lucha contra las mafias. "Dimos peleas que nadie había dado. ¡7000 narcos presos! 140 búnqueres derribados, bingos y casinos cerrados. ¿Qué pasaba? ¿Nadie los veía? Acá estamos, de acá no nos movemos", gritó Vidal, que instó a los que la escuchaban a salir a la calle a buscar a los "amigos enojados".

Macri, en tanto, pidió disculpas por su polémica frase -ayer por la mañana había dicho que la política económica del kirchnerismo "es como si le dieras la tarjeta a tu mujer, ella gasta, y un día te hipotecan la casa"- y repitió parte del repertorio que viene utilizando. "Los escuché. Entiendo las dificultades que cayeron sobre la clase media, pero viene una etapa nueva, viene el crecimiento", dijo el Presidente, que volvió a interactuar con el público, pero esta vez se llevó una sorpresa.

Es que le acercó el micrófono a un niño para jugar con una de sus frases favoritas: "En 20 años, ¿cuándo te pregunten dónde estabas el 15 de octubre de 2019, vos dónde estabas?". La respuesta lo hizo estallar de risa: "En el baño", fue la respuesta del niño. Macri se incorporó y abrió los ojos. "Esa no me la esperaba", celebró.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.