Kirchner recibió a Cerruti y hay malestar en la ciudad

La ministra de Telerman oficializó el apoyo a Daniel Filmus
(0)
20 de junio de 2007  

El debate sobre la participación de los dirigentes políticos del gobierno porteño en la segunda vuelta electoral parece no haber terminado. Ayer, de hecho, el presidente Néstor Kirchner recibió a la ministra de Derechos Humanos y Sociales de la ciudad, Gabriela Cerruti, que le llevó un documento en el que oficializó su apoyo a la candidatura de Daniel Filmus. El ministro de Educación fue invitado especialmente por el Presidente para participar en la reunión, que se realizó en la Casa Rosada.

El tema es que, mientras Cerruti se tomaba la foto con Kirchner y Filmus, algunos dirigentes de la primera línea del gobierno porteño no ocultaron su molestia, por entender que la actitud de la ministra no ayudaba a mantener la serenidad en la administración que conduce Jorge Telerman. El jefe de gobierno, además, había reclamado en su gabinete un perfil más bajo.

Concretamente, Cerruti visitó al Presidente no en calidad de ministra, sino de líder del espacio político Nuevos Ayres, que cuenta con la participación de piqueteros como Humberto Tumini. En el gobierno porteño algunos no ven sustanciales diferencias entre el papel de ministra y el de jefa de un espacio no demasiado extendido.

Cerruti, que aseguró contar con el visto bueno de su jefe para reunirse con Kirchner y Filmus, minimizó el denso clima de campaña que separó a kirchneristas de telermanistas en la primera vuelta: "Es de nobleza y coherencia dejar de lado otro tipo de discusión frente a la cuestión sobre la derecha sí o la derecha no en la ciudad".

La ministra se había reunido hace dos semanas con el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, y el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, en otro gesto que molestó a varios de sus pares. "No podemos ser prescindentes si queremos formar un espacio político activo", había señalado Cerruti entonces.

Telerman, justamente, se había declarado prescindente y había reclamado bajo perfil a sus ministros. Llegó a decir, incluso, que echaría del gobierno porteño a quien pusiera el aparato del Estado en favor de la campaña, ya fuera de la de Filmus o la de Macri.

El jefe de gobierno regresó ayer de San Carlos de Bariloche e intentó mantenerse aislado de la situación. Sabía de la reunión, pero hubiera preferido que no se hiciera, afirmaron cerca del mandatario.

Tres funcionarios porteños de primera línea consultados anoche por LA NACION cuestionaron la actitud de Cerruti, dejaron entrever que había una fuerte molestia de Telerman y hasta llegaron a pronosticar posibles modificaciones en el gabinete. Nadie del entorno del jefe de gobierno, sin embargo, confirmó que Telerman piense tomar medidas antes de la segunda vuelta. Cerruti, además, descalificó las versiones. Pero ninguno de ellos pudo ocultar que el clima no es el mejor en la ciudad.

En el Obelisco

Filmus, en tanto, después de tomarse la foto con Kirchner y Cerruti, encabezó un acto en el Obelisco con actores y músicos. Allí, acompañado por Carlos Heller, pidió que no hubiera voto en blanco "porque eso es favorecer a la derecha". Heller, además, dijo que "Macri es un lobo agazapado".

Los escucharon en vivo los cantantes Teresa Parodi, Omar Mollo y Horacio Fontova; los actores Juan Leyrado, Juan Palomino, Rolly Serrano, Rudy Chernicoff, Coco Silly y Esteban Morgado, y los legisladores electos Aníbal Ibarra y Ginés González García.

Aclaración

  • Luis Alberto Quevedo, asesor del candidato kirchnerista Daniel Filmus, aclaró ayer lo siguiente a raíz de una nota publicada en LA NACION: "No soy, ni fui nunca, director de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso). La directora de nuestra institución, desde hace muchos años, es la licenciada Guillermina Tiramonti. Yo ocupo el cargo de coordinador del proyecto Comunicación de la institución".
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.